Image default

La ONU denuncia que 10 países han acaparado el 75 % de las vacunas contra el Covid-19

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, hizo un llamado urgente para consensuar un plan de vacunación mundial que revierta el acaparamiento de las vacunas. Guterres criticó duramente la distribución “tremendamente desigual e injusta” de los antídotos, tras señalar que diez países han administrado el 75 % de todos los fármacos hasta ahora distribuidos para acabar con la pandemia.

Fuerte llamado de la ONU contra el acaparamiento de las vacunas contra el Covid-19. Mientras más de 130 países aún no reciben una sola dosis de los antídotos, diez naciones han distribuido el 75 % de las inoculaciones, según denunció el secretario general de la organización, António Guterres.

Todos los lugares donde se han concentrado la mayoría de los fármacos son países desarrollados. De acuerdo con los datos de vacunación internacional de la Universidad de Oxford, que elaboró una de las vacunas en asociación con la farmacéutica AstraZeneca, en lo corrido de este año los países con más dosis acumuladas, por cada cien personas, son: Israel, Emiratos Árabes Unidos y Reino Unido, seguidos de la Unión Europea, que alberga a 27 naciones.

Oxford señala que se trata de primeras dosis administradas, que pueden no equivaler al número total de personas vacunadas, lo cierto es que la mayoría de inmunizaciones disponibles se concentran en esos territorios.

En menos de 12 meses después del comienzo de la pandemia, varios equipos de investigación aceptaron el desafío de crear las vacunas que protejan contra el virus, pero ahora el desafío está en que esas inoculaciones estén disponibles para toda la población y no solo para los países con mayores recursos económicos.

La ONU insta a crear un plan mundial de vacunación

Ante este panorama, Guterres pidió que se cree un plan mundial de vacunación urgente, tras reprochar la distribución “tremendamente desigual e injusta” y propuso la creación de un grupo de trabajo de emergencia, conformado por científicos, productores de vacunas y aquellos que puedan financiar el proyecto, para movilizar a las farmacéuticas, desarrollar la logística y coordinar una distribución equilibrada que acabe con el monopolio de los fármacos.

“El mundo necesita urgentemente un plan global de vacunación para reunir a todos aquellos con el poder, la experiencia científica y las capacidades de producción y financieras requeridas (…) debemos asegurarnos de que todos, en todas partes, puedan ser vacunados lo antes posible”, dijo Guterres al Consejo de Seguridad de la ONU.

Sin embargo, el representante de la ONU pidió que el equipo esté liderado por el G20, las naciones más ricas del planeta, entre las que están las señaladas de provocar la inequidad en la inmunización. También estarían incluidas “potencias emergentes”.

Guterres indicó que una reunión celebrada el viernes con el grupo de los siete principales países industrializados (EE. UU., Alemania, Japón, Reino Unido, Francia, Canadá e Italia) “puede crear el impulso para movilizar los recursos financieros necesarios”.

México señala que aún no se han repartido vacunas bajo el sistema COVAX, al que están suscritos 190 países

Ante el Consejo de Seguridad de la ONU, México también pidió a los gobiernos de países desarrollados que dejen de acumular las vacunas, ya que los más pobres se están quedando atrás en la carrera por inmunizar a sus ciudadanos.

“Es urgente actuar, revertir la injusticia que se está cometiendo porque de ello depende la seguridad de toda la humanidad”, dijo el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

Además, el funcionario indicó que hasta ahora no se han distribuido vacunas bajo el esquema COVAX, al que están suscritos 190 países y que surgió, impulsado por la Organización Mundial de la Salud, como una alternativa para garantizar la repartición de los antídotos en las poblaciones más pobres.

Funcionarios de la Organización Panamericana de la Salud señalaron que pronto podría iniciar la repartición de las inyecciones de inmunización bajo este mecanismo, pero se espera que los primeros lotes sean de pocas cantidades.

A esta problemática se suman los retrasos en la entrega de vacunas por problemas en la producción masiva, lo que ha causado atrasos en los programas de vacunación en naciones de la Unión Europea, como Portugal, Francia y España.

Ante la escasez, Bruselas aprobó el pasado 29 de enero un mecanismo con el que veta la exportación de las vacunas que se produzcan dentro de su territorio, algo que complicaría aún más la inmunización para muchos países que también esperan esos fármacos.

Fuente: France24