Image default

La NASA llegó a Marte con Perseverance, el robot que buscará rastros de vida

El vehículo arribó al planeta rojo con el amartizaje más complicado que la agencia espacial logró hasta la fecha. El rover ya compartió una foto de su nuevo “hogar”.

El Perseverance, un vehículo explorador de la NASA, logró posarse el jueves sobre Marte en el esfuerzo más arriesgado hasta ahora en una búsqueda épica para recuperar rocas que podrían responder a la pregunta de si alguna vez existió vida en el planeta rojo.

“Llegué bien a Marte. Perseverance puede ir a cualquier parte”, tuiteó la cuenta del rover de la NASA.

“Touchdown confirmado. La cuenta regresiva a Marte está completa, pero la misión recién comienza”, tuiteó @Nasa junto a un video con todo el personal festejando la llegada del rover.

 

Las naves espaciales que trataron de aterrizar en Marte se pasaron de largo, se quemaron al entrar en su atmósfera, se estrellaron contra la superficie o bajaron en medio de una feroz tormenta de polvo sólo para transmitir una única imagen gris y borrosa antes de apagarse para siempre. Casi 50 años después del primer tropiezo en Marte, la NASA logró el aterrizaje más difícil hasta ahora.

El explorador descendió en un parche de 8 X 6,4 kilómetros (5 X 4 millas) a la orilla de un antiguo delta de un río. Está lleno de acantilados, pozos, dunas de arena y campos de rocas, cualquiera de los cuales podría arruinar la misión de 3.000 millones de dólares. El terreno que alguna vez estuvo sumergido también podría contener evidencia de vida pasada, razón de más para recolectar muestras en este lugar para regresar a la Tierra dentro de 10 años.

El aterrizaje del vehículo de seis ruedas es la tercera visita terrícola a Marte en poco más de una semana. Dos naves espaciales de Emiratos Árabes Unidos y China entraron en órbita alrededor del planeta en días sucesivos la semana pasada.

Las tres misiones despegaron en julio para aprovechar una alineación relativamente estrecha entre la Tierra y Marte, con lo que viajando unos 480 millones de kilómetros (300 millones de millas) en casi siete meses.

Al llegar a Marte el Perseverance también mostró una foto desde su nuevo hogar, en el que estará para siempre.