Image default

La misionera Lucina Von der Heyde fue distinguida como la mejor promesa del mundo

Cuando debutó en 2016, a los 19 años, se convirtió en la primera misionera en llegar al seleccionado argentino.

Sus zapatillas ya no tienen tierra colorada. En 2014, abandonó Misiones con la ilusión de jugar al hockey en Buenos Aires y un día lograr lo que ninguna otra coterránea había conseguido: integrar Las Leonas. El tiempo pasó y ella cumplió con aquellos sueños. Y fue aún más alla: Lucina Von der Heyde fue elegida por la Federación Internacional de Hockey como la mejor juvenil de 2018.

El hockey estaba en los genes: su mamá jugaba y le transmitió el amor por ese deporte. Primero, la llevó al Club Educación con apenas 4 años, junto a sus dos hermanas. Después pasó a San Francisco hasta llegar al Centro de Cazadores, donde se formó. Si bien le costó dos años enamorarse del hockey, luego se hizo inseparable del palo y de la bocha.

Lucina von der Heyde durante el último Mundial, en Londres. (Foto: EFE/EPA/SEAN DEMPSEY)

Lucina von der Heyde durante el último Mundial, en Londres. (Foto: EFE/EPA/SEAN DEMPSEY)

Mudarse a Buenos Aires fue algo que comenzó a pensar con solo 11 años, pero fue dos después, cuando viajó por un Regional de la Primera a Santa Fe, que maduró la idea. Allí estaba Julio Altamirano que estaba en River y había sido su entrenador en Misiones.

Apoyada por sus padres, se animó a dejar Misiones sin haber terminado la secundaria. El Instituto River Plate le abrió las puertas para seguir estudiando y su apellido llamó rápidamente la atención. Aunque llegó al club de Núñez con edad de quinta, sumó minutos en la Intermedia y fue convocada a la Primera, donde se lució en los playoffs del 2014.

La convocatoria al seleccionado juvenil argentino no tardó en aparecer, como tampoco las satisfacciones. Se sumó al grupo sub 21 en 2015 y, a finales de ese año, Gabriel Minadeo se vistió de Papá Noel y la citó para los entrenamientos de Las Leonas que comenzaban el 25 de enero de 2016.

Su juego fue tan impactante que con solo 19 años fue campeona del Champions Trophy de Londres y se fue a jugar sus primeros Juegos Olímpicos, en Río de Janeiro 2016. Luego, con la experiencia de su tiempo en Las Leonas, ganó el Mundial Junior de Chile con las Leoncitas conducidas entonces por Agustín Corradini.

Pese a su juventud, en su provincia se transformó en ídola. El año pasado, por caso, una de las dos canchas de hockey del Centro Provincial de Alto Rendimiento Deportivo (Cepard) de Posadas fue rebautizada con su nombre. También en 2018 sumó experiencia internacional en el Mannheimer alemán.

Este jueves, después de un nuevo entrenamiento con Las Leonas, Carlos Retegui le anunció la novedad a la misionera. Rodeada de sus compañeras de la Selección, Luchi Von der Heyde se enteró que había sido elegida como la “estrella naciente” (Rising Star) del hockey internacional. Y, con 22 años, todavía le queda mucho por soñar.

Por tercera vez al hilo, una argentina es la mejor juvenil

Desde que la FIH entrega el premio a los mejores jugadores de la temporada y las máximas promesas, Argentina acumula seis galardones entre las juveniles. La primera en convertirse en la mejor de una temporada fue Soledad García, en 2002, y lo repitió en 2004.

Pasaron diez años para que una argentina volviera a ganar: fue Florencia Habif en 2014. Mientras que en los últimos tres, siempre hubo una argentina. María José Granatto lo logró en 2016 y 2017 y ahora la que se sumó fue Von der Heyde.

Además, Luciana Aymar se llevó el premio a la mejor jugadora del mundo ocho veces y en 2008 fue declarada leyenda del hockey por la FIH. Justamente, la rosarina felicitó a Von der Heyde en sus redes sociales.