Image default

La millonaria carrera de Estados Unidos, China y Rusia por el misil hipersónico

Los nuevos misiles, sugiere la información publicada el 13 de abril, alcanzan velocidades de entre 5 y 10 Mach, lo que los hace prácticamente indetectables por los radares enemigos. Los ingenieros de varias compañías estadounidenses que desarrollan estas armas todavía están trabajando en tecnologías del control en vuelo y maniobras de evasión.

En septiembre 2015, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el presidente chino, Xi Jinping, intercambiaron unas palabras de amistad durante una cena de Estado que el mandatario estadounidense organizó para agasajar a su colega asiático.

“Propongo un brindis por la amistad entre los pueblos chino y estadounidense, por la prosperidad y la felicidad de ambos pueblos, por la salud del Presidente y la Sra. Obama, y de todos los presentes”, pronunció Jinping.

Similares deseos tuvo el presidente Obama, quien elevó su pedido de que los pueblos chino y estadounidense puedan trabajar juntos, cooperando, en paz y amistad.

A continuación, Xi y Obama chocaron sus copas en un brindis.

Según Wikipedia, se cree que el acto de brindar se originó en el siglo IV a.C., en la antigua Roma. En esa época, era usual que para asesinar a alguien se envenenaran las copas, por lo que los anfitriones, como símbolo de confianza, chocaban fuertemente las copas con sus invitados, lo que producía que el líquido de una copa pasara a la otra.

Así, tanto el anfitrión como el invitado bebían de ambos líquidos, y se descartaba que hubiese riesgo de envenenamiento. Seguramente Obama, el anfitrión en la cena de Estado, y Xinping, su invitado, chocaron sus copas simplemente como parte de una tradición que, como casi todas de las que practicamos, hacemos sin saber por qué la hacemos, y no porque existiera en alguno de ellos un temor concreto al envenenamiento.

Sin embargo, nunca está demás ser precavido. Es que según la revista de relaciones internacionales estadounidense, Foreign Policy, China y USA están a la cabeza de una nueva carrera armamentista que asemeja mucho a la que mantuvieran durante la Guerra Fría, USA y Rusia, las dos potencias del entonces mundo bipolar.

Esta vez, la carrera estaría siendo protagonizada por USA, el país con el mayor presupuesto en Defensa del mundo (US$ 569.000 millones en 2015, según datos de Euro News), y China, que es el 2do., con un gasto muy inferior, de US$ 191.000 millones.

Pero también está en la competencia Rusia, que está en un 4to. puesto en presupuestos en Defensa en el mundo, con US$ 53.000 millones.

La paz nuclear bajo amenaza

“Estados Unidos, Rusia y China están ahora tras una nueva generación de armas nucleares más pequeñas y menos destructivas. Los avances amenazan con revivir la carrera armamentista de la era de la Guerra Fría y romper el balance de fuerzas destructivas entre las naciones que ha mantenido la paz nuclear desde hace más de medio siglo”, se leyó en el periódico estadounidense The New York Times. “Es, en buena medida, la vieja dinámica desarrollándose en una forma nueva, con Rusia en declive, China en ascenso, y Estados Unidos en la incertidumbre, compitiendo por el liderazgo.”

China y USA están trabajando contrarreloj para llegar primero al misil hipersónico, que serían capaces de dirigirse a su objetivo a velocidades alrededor de 10 veces superiores a la velocidad del sonido, algo que los volvería indetectables por las defensas antimisiles.

La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA, según sus siglas en inglés) ha gastado mucho dinero ya en proyectos de aviones y armas hipersónicas capaces de viajar a velocidades antes impensadas, según el International Business Times.

Mientras tanto Rusia, según información de medios rusos recogida por el propio Times, está desarrollando un dron subacuático que lanza una nube de contaminación radioactiva desde una explosión subacuática que haría a las ciudades inhabitables.

Para James M. Acton, un analista senior del Carnegie Endowment for International Peace, estamos siendo testigos de las primeras escenas de una carrera armamentista.

El Pentágono está desarrollando armas cibernéticas y otro material bélico para neutralizar sistemas electrónicos de misiles enemigos antes de ser lanzados en el marco de una nueva iniciativa de defensa de alta tecnología, comunicaron al Congreso altos funcionarios del Departamento de Defensa en una información recogida por el portal informativo The Washington Free Beacon.

Se prevé que los sistemas de defensa antimisiles no cinéticos –o sea, los que no destruyen por impacto directo– contrarresten los misiles que superen los mecanismos existentes. Se les denomina defensa de prelanzamiento.

En tanto, un exitoso lanzamiento de un misil balístico desde el sistemaIskander-M ha sido efectuado en el polígono de pruebas de Kapústin Yar, cerca de Astracán, Rusia, informa la agencia TASS.

El sistema de misiles tácticos Iskander-M integra cuatro tipos de misiles aerobalísticos y un misil de crucero. El Iskander-M fue concebido para lanzar ataques de precisión contra objetivos terrestres como centros de mando, grandes concentraciones de tropas, armas de fuego, centros de defensa aérea y de misiles, aviones y helicópteros en tierra. El misil es muy difícil de localizar e imposible de derribar.

El portal Free Beacon, citando una fuente del Pentágono informó que Beijing probó un misil balístico intercontinental DF-41 de largo alcance capaz de transportar entre 6 y 10 ojivas nucleares a una distancia de más de 10.000 kilómetros.

China probó con éxito el desarrollo de un misil balístico intercontinental capaz de transportar cabezas nucleares y alcanzar cualquier parte de USA en 30 minutos.

La prueba misilística fue registrada por los sistemas de localización por satélite de USA. Sin embargo, la fuente no especifica dónde se produjo el lanzamiento.

El nuevo misil chino representa una amenaza estratégica importante para Washington DC ya que tiene un alcance mayor que otros misiles balísticos intercontinentales.

El arma estrella: el misil hipersónico de planeo

¿Cuál es el arma estrella en esta nueva carrera armamentista? El misil hipersónico de planeo, también conocido como WU-14 y como DZ-FZ. Un intento norteamericano de probar esta nueva tecnología literalmente explotó en 2014, destaca Foreign Policy, pero el trabajo continúa. Los chinos han probado su versión 6 veces con un poco más de éxito, según informes.

El DZ-FZ sería casi imposible de detener con los sistemas de defensa antimisiles existentes. Su gran velocidad lo vuelve “prácticamente indetectable por los radares enemigos”, según indica el portal Russia Today.  “A principios de 2014 hice un episodio titulado ‘¿Es China una amenaza nuclear?’” rememora el estadounidense Chris Chappell, presentador de “China Uncensored”, un show de YouTube.

En ese momento la respuesta había sido no. “Bueno, luego de un año y medio de probar armas, ¡resulta que la respuesta ahora es sí!”, asegura Chappell. El programa es de junio de 2015, cuando China había llevado a cabo la cuarta prueba en 18 meses del misil hipersónico WU-14.

Curiosamente, esta prueba había tenido lugar justo antes de las conversaciones oficiales entre el secretario de Defensa estadounidense,Ashton Carter, y su homólogo chino, el general Fan Changlong. Esto también sucedió en coincidencia con el enojo chino por el intento de USA de intervenir en su expansión territorial en el Mar Meridional de China. Washington acusa a Beijing de tener intenciones nucleares para sus DZ-FZ.

Rusia comenzó las pruebas de su misil Zircon, capaz de alcanzar al menos la velocidad 5 Mach y que posiblemente llegue a los 10 Mach.

La meta rusa es concretar en 2019 la nueva generación de defensas capaces de lidiar con todo tipo de ataques aéreos, incluyendo las que rebasen cinco veces la velocidad del sonido (mil 715 metros por segundo, m/s) o hipersónicos.

De acuerdo a Sputnik, los misiles crucero hipersónicos Zircon cuyos ensayos han comenzado a alcanzar una velocidd de 5 a 6 mach (mil 715 m/s a dos mil 058 m/s, o 6.1 kilómetros por segundo a 7.4 km/s).

La escasa información sobre esta nueva arma apunta a que el crucero Pedro el Grande podría ser equipado hacia 2022 con estos misiles, ya que podrán ser lanzados desde mar y tierra.

El Zircon, con 250 millas de alcance, más que duplicará la velocidad de los actuales misiles antibarcos rusos. El Onyx desarrolla 2.6 Mach mientras el Kalibr -usado en Siria- apenas alcanza 0.9 Mach, aunque alcanza su objetivo a 2.9 Mach.

La doctrina de “mutua destrucción asegurada

Durante la Guerra Fría, prevaleció la doctrina de la “mutua destrucción asegurada”, que prevenía a los países de atacarse mutuamente porque sabían que cualquier ataque resultaría en una represalia masiva y en la aniquilación de todos los participantes de la contienda. Pero con la “miniaturización” de las armas, esta lógica podría quedar obsoleta. La precisión y “daño controlado” de estas nuevas armas, pueden volverlas más“tentadoras de usar”, explica el NYT.

De momento, el Ejército de Estados Unidos tiene previsto usar estos misiles con cargas convencionales en lugar de nucleares, en medio de una intensa carrera armamentista con China y Rusia, sostiene un artículo del portal británico Internacional Business Times. Pero el riesgo es que la aparición de estos misiles desencadene la producción y desarrollo de nuevas armas nucleares por parte de Rusia y China.

Los adversarios miran lo que USA planea gastar en su programa de revitalización nuclear –estimado en hasta US$ 1.000 millones en 3 décadas- y lo usan para hacer lobby en pos de su propio armamento sofisticado, explica el New York Times.

Rusia  y China tienen sus propias preocupaciones respecto de la capacidad estadounidense de lanzar armas nucleares que podrían atacar objetivos a distancias más largas, en menos tiempo que los misiles balísticos convencionales, y que se mueven a tal velocidad que los actuales antimisiles y aviones de combate no podrían interceptarlos, según indica el portal Defense One.

¿Cómo funciona el misil hipersónico de planeo?

El misil hipersónico de planeo puede ser cargado con distintos tipos de armas o ninguna, ya que la gran velocidad a la que viaja, hace que el impacto mismo del misil sobre su objetivo pueda actuar como una bomba (a pesar de que el misil no contenga explosivos).

Es lanzado al espacio a través de un cohete que le da impulso. Asciende hasta el espacio y luego descenderá, guiado por controles aerodinámicos.

Una vez que está en el espacio exterior, el misil hipersónico se libera del que le sirvió de propulsión y regresa atravesando la atmósfera a 12.000 kilómetros por hora, alrededor de 10 veces la velocidad del sonido, por lo que puede tocar el suelo en menos de 60 segundos, describe Chappell.

El DZ-FZ puede maniobrar de manera errática gracias a sus dotes de planeador; se dirige a su meta sin un recorrido predecible, lo que lo vuelve un vehículo casi imposible de detectar para las defensas antimisiles.

“Durante más de medio siglo, los misiles balísticos han provisto la capacidad de lanzar los armamentos por encima de la atmósfera y atacar cualquier punto en el globo en minutos”, explica Mark Gubrud, en el Boletín de Científicos Atómicos.

“El concepto de los misiles hipersónicos, que se abrirían camino a través de la atmósfera en una fracción de la velocidad a la que lo hacen los misiles balísticos, ha estado dando vueltas desde hace tiempo, pero factores estresantes como las altas temperaturas y los efectos corrosivos del vuelo hipersónico, han frustrado los esfuerzos por desarrollar armas prácticas.”

Los misiles balísticos son más simples, más baratos y más rápidos que los misiles hipersónicos, pero los misiles hipersónicos podrían atacar barcos, antenas de comunicación y radares, búnkeres de almacenamiento de armas y de comando, lanzadoras de misiles y otros bienes estratégicos de guerra, a una velocidad tal, que no existe hoy defensa alguna contra ellos.

Fuente: Urgente24