Image default

La Justicia obliga a OSDE proveer aceite de cannabis con fines terapéuticos

Ante el silencio de la prepaga, la Justicia le permitió a una menor iniciar un tratamiento alternativo con la sustancia que debe ser importada de EE.UU.

La Justicia autorizó una medida cautelar y obligó a una prepaga a que importe aceite de cannabis desde Estados Unidos para afrontar el tratamiento de una niña de dos años que de “síndrome de Sturge Weber”.

En el caso “L., A.C (en rep de su hija S.I.) c/ OSDE s/Amparo Ley 16.986”, una mujer acción de amparo contra la Organización de Servicios Directos Empresarios ­OSDE­, a fin de solicitar que ésta la provea del medicamento “Charlotte´s web hemp extract in olive oil dietary supplement” por un frasco x 100 ml (kg 0,2 % THC /1,66 mg THC 1 ml, kg 5 % CBS/ 50 mg CBD 1 ml), el cual debe importarse desde Estados Unidos. Asimismo, dada la urgencia de contar con la autorización de tal prestación solicitó que se le conceda una medida cautelar.

La mujer explicó que su hija posee dos años de edad y padece de “síndrome de Sturge Weber con compromiso dermato ocular con glaucoma de ojo derecho y retraso de pautas madurativas con epilepsia focal sintomática”, siendo esta una enfermedad progresiva, de tipo congénito, que se caracteriza por tener un angioma que abarca la hemiface derecha y la mitad del cerebro.

La menor lleva más de 15 intervenciones de carácter invasiva, por lo que su médica tratante, la neuróloga Silvia Kochen le prescribe un tratamiento alternativo con aceite de cannabis que solicitó a la obra social pero no obtuvo respuesta.

Los jueces expresaron que el silencio de la empresa de medicina prepaga constituye un daño irreparable en virtud de la demora y que la historia clínica de la afiliada es contundente para afirmar que está en juego la preservación de la salud y la vida de la persona y, por ende, la medida requerida de inscribe en el marco de lo prescrito por el artículo 75, inciso 22 de la Constitución Nacional, indicó Diario Judicial.

Los magistrados señalaron que existe una abundante jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que sostienen que el derecho a la vida es el derecho por excelencia que resulta reconocido y garantizado en la Constitución Nacional, “porque el hombre es eje y centro de todo el sistema jurídico y en tanto fin en sí mismo, su persona in inviolable y constituye el valor final con respecto al cual los restantes tienen siempre carácter instrumental”.

En ese sentido, recordaron que las obras sociales fueron diseñadas en virtud del principio de solidaridad y el carácter redistributivo, según la Ley 26.682.

Por todo lo expuesto, resolvieron hacer lugar a la medida cautelar solicitada y ordenar a OSDE que haga lo necesario para proveer a la menor con el medicamento solicitado en un plazo de 48 horas.