Image default

La justicia le redujo la condena a Boudou porque hizo cursos en la cárcel

El juez Obligado lo benefició por “estímulo educativo”. Mientras se define si tiene que volver a prisión, el ex vice ya puede pedir salidas transitorias.

Mientras espera que se resuelva si debe volver a la cárcel o mantiene la prisión domiciliaria, Amado Boudou logró que le reduzcan diez meses la condena en la causa Ciccone por haber realizado cursos durante su detención.

El ex vicepresidente fue condenado a cinco años y diez meses en esta causa, una pena que quedó firme en diciembre cuando la Corte Suprema decidió no tratar un recurso de su defensa. El último día hábil del año pasado el juez Daniel Obligado le revocó la prisión domiciliaria, pero Boudou no volvió a la cárcel porque su defensa apeló ante Casación. La feria judicial le dio una pequeña ventaja.

Mientras tanto Boudou logró que esa pena sea reducida a cinco años porque hizo un curso sobre organización de eventos, un taller de filosofía y cursos de electricidad durante su detención. Se trata del beneficio de “estimulo educativo”, previsto en la ley 24660.

Los abogados de Boudou habían pedido que el beneficio sea una reducción de 20 meses en la condena, mientras que la fiscal Guillermina García Padín había aceptado seis meses.

La decisión sobre los diez meses la tomó el viernes pasado el juez Obligado, a horas de finalizar su tarea como juez de Ejecución de condena en esta causa.

Este lunes ese lugar lo ocupará su colega Ricardo Basílico, que deberá definir como primera medida si le habilita la apelación ante Casación por la revocación de la prisión domiciliaria.

Con el beneficio aplicado por Obligado, Boudou ya cumplió la mitad de su condena y está en condiciones de pedir el beneficio de salidas transitorias. Así, sus abogados podrán mejorar la posición respecto al pedido de mantener la domiciliaria.