Image default

La expresidenta de Corea del Sur fue condenada a 24 años de prisión

La ex presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, ha sido condenada a 24 años de prisión tras ser hallada culpable por el Tribunal del Distrito Central de Seúl por su implicación en un masivo escándalo de corrupción, trato de favor, coacción y abuso de poder.

La expresidenta surcoreana Park Geun-hye fue condenada el viernes por un tribunal de Seúl a 24 años de cárcel en el juicio abierto tras el escándalo que provocó su destitución el año pasado. Primera mujer elegida presidenta de Corea del Sur, Park, que fue destituida y detenida en marzo de 2017, fue declarada culpable de corrupción, abuso de poder y coerción por el tribunal del distrito central de Seúl, que le impuso además una multa de 18.000 millones de wones (unos 17 millones de dólares).

El juez Kim Se-yoon afirmó que Park había forzado a empresas surcoreanas a pagar decenas de millones de wones a dos fundaciones controladas por su confidente en la sombra y “amiga de 40 años” Choi Soon-sil. “La acusada utilizó ilegalmente su autoridad presidencial a la demanda de Choi para obligar a las empresas a dar dinero a las fundaciones”, afirmó el magistrado.

“Las empresas fueron obligadas a dar sumas importantes de dinero y la acusada dejó a Choi controlar las fundaciones cuando no tenía derecho a hacerlo”, indicó el tribunal, enfantizando que “se condena a la acusada a 24 años de cárcel y 18.000 millones de wones de multa”. La hija mayor del dictador militar Park Chung-hee, quien accedió en 2013 a la función suprema presentándose como la incorruptible “hija de la nación”, se vio arrastrada por un escándalo que puso de nuevo de relieve los complejos vínculos entre el poder político local y los grandes conglomerados económicos.