Image default

La confesión de Rial: “Hay que…”

Gran Hermano debuta hoy por América. El ciclo regresa a la pantalla chica con Jorge Rial en la conducción de las galas y Pamela David al frente de los debates diarios.

Está ilusionado. Jorge Rial conducirá por sexta vez Gran Hermano, y se nota su alegría. “Lo que pasa es que el programa tiene siempre un condimento extra, una energía diferente”, explica. “Es la sexta temporada y la siento como si fuese la primera”, asegura. “Estoy muy entusiasmado, con ganas de que empiece”, remata.

Desde que se iniciaron las promociones del reality, el conductor viene avisando que será una edición especial. Hasta ahora, ni él ni la producción quisieron dar muchos detalles. Pero esta vez, sentado a pocos metros de la casa, mientras dialoga con este diario, tiene ganas de hablar del proyecto y contar sus sensaciones. “Estoy muy ansioso”, avisa, y da lugar a la charla.

– ¿Cinco claves del nuevo Gran Hermano, Jorge?

– Hay un altillo y vamos a jugar mucho con el cara a cara, quiero que se enfrenten más los chicos adentro, que tomen decisiones pero que se miren a la cara. Además, la primera gala va a ser muy potente. Cuando termine, los chicos se van a dar cuenta que no se tienen que relajar. Siempre en la primera gala se relajan, boludean; esta vez si se relajan van a perder.

– ¿A qué te referís, específicamente?

– A que tienen que entrar a comerse la casa, porque si no la casa se los va a comer a ellos de entrada. No les vamos a dar tiempo para, como dicen todos, “ser como soy”. No, macho, es Gran Hermano esto. Acá tenés que ser como sos y también hacer un personaje, tenés que ser camaleónico, te tenés que transformar y adaptarte, y lo van a tener que aprender cuando termine la primera gala.

– Si no hubieras sido periodista y famoso, y hubieses sido uno más del montón, ¿te hubieses animado a entrar a la casa?

– Ni loco. Tenés que estar loco para entrar a la casa. Tenés que ser muy particular, y yo no lo soy. Soy loco para un montón de cosas, pero no para meterme en una casa, aislado, con gente que no conozco. ¡El olor que hay en esa casa! No, yo no hubiese entrado.

Jorge Rial conducirá por sexta vez el programa. (Movilpress)

– Fuiste muy crítico del reality en algún momento del pasado. ¿Qué es lo que te enamoró de Gran Hermano?

– Haber conocido al monstruo desde adentro. Es una experiencia, como conductor, muy interesante. A mí me hizo crecer mucho. Está muy piola. Me ayudó también a reconocer en los demás ciertos rasgos de personalidad. Es un gran laboratorio Gran Hermano, pero es también una demostración de lo que somos afuera. El año pasado hubo racismo, violencia, se denigraban, también mucha solidaridad. O sea, todo lo que pasa afuera es un reflejo. ¿Sabés qué? Yo hice Gran Hermano en distintas etapas del país, y te juro que se reflejan adentro de la casa. ¡Es impresionante! Y es lógico, porque los pibes que entran son comunes y corrientes, son pibes que andan por la calle.

– El año pasado estaba muy presente el tema de la violencia de género. Y en GH 2015 hubo un episodio con Brian y Marian. Ahora se lo ve a ese participante caminar por acá, como si nada, y el año pasado fue muy criticado. ¿Cómo ves eso vos?

– Tiene que ver con la sociedad. Acordate de que somos una sociedad que le gritaba campeón a (Carlos) Monzón después de que mató a Alicia Muñíz y le gritamos ídolo a Bambino Veira después de que abusó de un menor, somos una sociedad que le decimos a Barreda “ídolo”. Somos nosotros, revisemos también esto. Somos una sociedad que hacemos una encuesta para ver si le creemos a Fede (Bal) o a Barbie (Vélez), estamos haciendo un River vs. Boca de un tema como ese. Esos somos nosotros y esos son los chicos que entran a la casa también. Por eso el año pasado, que ellos no lo sabían porque estaba pasando afuera lo del “Ni una menos”, les dije: “Muchachos, mientras ustedes están acá, afuera están las mujeres pidiendo que no las maten más”. Intento meterles a los chicos eso en la cabeza desde la conducción de Gran Hermano.

– ¿Escuché mal o tu ex, Agustina Kämpfer, va a ser parte del panel del debate, que conducirá Pamela David?

– No, escuchaste bien. Arregló antes de empezar la presentación. La llamaron, la convocaron y me parece una muy buena incorporación, muy piola.

– Hay un fantasma de que Rial baja de no sé dónde a quién, siempre se comenta. Al menos por esto, se nota que no.

– Me encanta que crean eso, todo bien, pero no es verdad. Yo no bajo a nadie ni pongo a nadie. A Agustina la convocaron y me encantó. Cuando hablamos por este tema me pareció fantástico y le dije que lo tenía que hacer, porque lo va a hacer muy bien. Yo no bajo a nadie. A esta altura estoy más preocupado en otra cosa que en esto. Nunca lo hice, de verdad. Tampoco ahora. La mejor demostración es esta. Hay un montón de gente que labura y yo no tengo ningún problema. Eso es un mito que durante mucho tiempo dejé pasar porque era divertido, pero no es verdad.

1