Image default

La Cámara Federal de Casación Penal realizó la primera audiencia del nuevo Código Procesal Penal Federal

Se celebró la primera audiencia fijada por la Oficina Judicial de la Cámara Federal de Casación Penal en el marco del nuevo sistema de enjuiciamiento acusatorio adversarial, en el edificio de tribunales de Av. Comodoro Py.

La audiencia fue presidida por la Jueza, doctora Ana María Figueroa, actuando de modo unipersonal. El trámite en Casación fue llevado a cabo en tan sólo 16 días y el Tribunal de Juicio de Salta también dictó sentencia absolutoria en el plazo de 15 días desde el ingreso de las actuaciones a esa sede. La celeridad del proceso oral adversarial consiguió que respecto de un hecho ocurrido el 19 de julio de 2019 se haya obtenido sentencia definitiva el 26 de septiembre siguiente.

El hecho ocurrió el 19 de julio de 2019 en un puesto de control fijo ubicado sobre la Ruta Provincial Nº 5, km. 105 de la localidad salteña de Las Lajitas, cuando personal de Gendarmería Nacional realizó un control de rutina, oportunidad en la que fue detenido un vehículo, conducido por G. A. E y luego un camión con semirremolque, identificándose al conductor como F.A.F. que al correr la lona que cubría el transporte en presencia de testigos se pudo observar a simple vista una gran cantidad de bultos que supuestamente contenían prendas de vestir del rubro “tienda” lo que se estimó constituía un posible delito aduanero.

El Fiscal Eduardo José Villalba, acusó a los imputados por el delito de encubrimiento de contrabando de mercadería en carácter de autor a uno y de cómplice necesario, al otro. Por sentencia de fecha 26 de septiembre de 2019, del Tribunal de Juicio del Distrito Federal de Salta absolvió a los imputados por beneficio de la duda en virtud de que el Fiscal no había logrado demostrar cuál era el origen de la mercadería ni que proviniese de un contrabando, situación que debilitó su caso. Según lo resuelto, tampoco pudo demostrar el Fiscal que esas prendas secuestradas en el camión fueran falseadas, pirateadas o provenientes del extranjero con el grado de certeza requerido para dictar una sentencia de condena.