Image default

La Banda de los Cuatro o Cuatrinka en la provincia del Chubut Por Jéronimo García

Jiang Qing también conocida como  Madame Mao fue una política china que en 1939 se convirtió en la cuarta esposa de Mao Tse Tung . Dirigió la Revolución Cultural en el plano artístico, proceso este, recordado como el periodo más sangriento, dogmático y destructivo de la historia reciente China y formó parte del Politburó del Partido Comunista Chino desde 1969.

A la muerte de Mao, pasó a formar parte de la denominada “Banda de los Cuatro o Cuatrinka” autoproclamados  encargados de defender a como de lugar  los principios del maoísmo y  de ejercer diversos abusos de poder contra funcionarios y ciudadanos comunes siempre en resguardo de sus intereses económicos sectarios.  Al respecto destacó la inquina personal de Jiang Qing contra Chou En Lai  a cuyos hijos ordenó primero arrestar (y luego asesinar en prisión) sin acusación alguna. Todo por pretender iniciar un camino de cambio y mejora en las condiciones de vida del pueblo chino.

Sin embargo, fue detenida al mes de morir Mao (1976) por sus tendencias violentas y corruptas de defraudacion al Estado pese a ser  la persona más poderosa durante los últimos años del régimen maoísta.

Chou En Lai primero, Deng Ziao Pin y por ultimo Hua Kuo Feng emprendieron  las reformas económicas de liberalización de la economía socialista que permitieron a este país alcanzar unas impresionantes cotas de crecimiento económico. Frente a estos éxitos en la economía, fue sepultada para siempre la memoria de esta mujer ambiciosa y enajenada por el poder y sus socios y seguidores en la Banda de los Cuatro.

Esta pequeña introducción y salvando la diferencias de espacio, tiempo, lugar y densidad de los actores, es una equiparación fantasiosa pero posible con la entronización del ultimo remedo de la instalación física del relato busi-macartista en la Legislatura Chubutense con la Magister Dufour, el Sr Javier Tourinian. El Dr Blas Meza Evans y el Practico Alfredo Di Filippo. No ven ni comprenden los cambios de etapa, las necesidades del pueblo de la provincia, atentos solos al desborde de sus apetitos materiales, canales y esclavos al despoder que sufren. Nunca más cierto aquello de que “Dios ciega a quienes quiere perder”

Algunos consideraran fantasiosa esta pequeña crónica , puede ser, pero también debemos coincidir que hay pocas cosas más reales que una alucinación.

Dios guarde a nuestra provincia!!!

  • Presidente del bloque de diputados provinciales “Chubut Somos Todos”