Image default

La AFA pidió $ 280 millones para no quedar en rojo

El Comité Ejecutivo aprobó un Plan de Desendeudamiento por solicitud del Gobierno. Los dirigentes están urgidos porque tienen que desembolsar 400 millones en sueldos de árbitros y empleados.

El presidente de San Lorenzo y tesorero de la AFA, Matías Lammens, se reunió ayer con el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, en el marco de la negociaciones del programa Fútbol para Todos. De Andreis le había dejado en claro la semana pasada a la nueva cúpula de AFA que: “El Gobierno no va a seguir poniendo dinero en un saco roto” y reclamó un gesto, un sinceramiento, mayior transparencia a los dirigentes en el manejo de los fondos de los clubes. Entonces, Lammens le presentó a De Andreis un Plan de Desendeudamiento que fue posteriormente aprobado en la primera reunión de Comité Ejecutivo del año.

El proyecto tiene como objetivo que los clubes y la AFA lleguen en un lapso de 10 años a deuda cero. Para ello, trazaron líneas estratégicas que buscan: 1) Equidad con reglas claras de juego; 2)Sinceramiento con recomposición de la situación económica AFA-Clubes; y 3)Equilibrio con incremento de los ingresos y minimización de los adelantos como ejes de sustentabilidad financiera.

Otro de los puntos del plan es el que se refiere a que la AFA, en el futuro, va a retener hasta un 30 por ciento del total que le corresponde a cada institución (de acuerdo a cada caso) por ingresos del programa FpT. De esta manera, quieren ir reduciendo la deuda de los clubes con la AFA. Además, se intentará renegociar los contratos con los sponsors.

La semana pasada, a pedido de la nueva cúpula dirigencial en este período de transición que concluye con las elecciones a presidente a fines de junio (se fijó como fecha de la Asamblea el jueves 30), el Gobierno publicó en el Boletín Oficial una derivación de 120 millones de pesos correspondientes al presupuesto de FpT de 2015.

Pero lo cierto es que las arcas de la AFA siguen estando en un estado alarmante y, más allá de la presentación del Plan de Desendeudamiento, la dirigencia espera otro giro de 280 millones para cubrir necesidades por más de 400 millones de pesos que implican el pago de sueldo de los árbitros y del personal de las sedes de Viamonte 1366 y del predio de Ezeiza. Segura, Angelici y Lammens le informaron ayer al resto de los dirigentes cómo están las negociaciones con el Gobierno para lograr un aumento del 25 por ciento en los ingresos de FpT, que llegarían este año a 1.875 millones de pesos.

De esta manera, Lammens debutó como tesorero presentando un Plan de Desendeudamiento, que es uno de los requísitos indispensables para que el Gobierno siga girando dinero. Ahora, más allá de las buenas intenciones, que son un clásico de principio de cada año, habrá que ver si los clubes ponen en práctica el sinceramiento y sus cuentas.

A juzgar por cómo se está moviendo el mercado de pases, y más allá de las promesas que le hicieron al Gobierno y a Agremiados, por ahora nada cambió.

por Marcelo Arguëlles y Maximiliano Benozzi

1