Image default

La AFA eliminó los promedios en el Ascenso y anunció la vuelta de los torneos cortos para la próxima temporada

“Se van a mantener los dos ascensos en cada categoría y veremos qué pasará con los descensos a la B Nacional. Eso lo tendrá que resolver la Superliga”, confirmó Daniel Degano, vicepresidente de Los Andes

Una de las decisiones más cuestionadas llega a su fin. Si bien jamás tuvo consenso se mantuvo vigente durante 36 años, pero ahora la AFA oficializó que desde la próxima temporada se eliminarán los promedios para determinar los descensos en todas sus categorías, y que además volverán los torneos cortos.

Así lo decidió el Comité Ejecutivo de la entidad en su reunión de este martes, en la que se dejó sin efecto la medida que se incorporó en 1983 y que durante muchos años estuvo en discusión pero nunca se tocó. Además, regresarán los Apertura y Clausura, para darle mayor emoción a los campeonatos y darles oportunidades a conjuntos que tengan una buena racha de partidos.

Esta medida afecta a la B Nacional, a la Primera B Metropolitana, a la Primera C y a la Primera D, por lo que resta determinar qué hará la Superliga, que ya no está dentro del ámbito de la AFA sino que tiene entidad propia para determinar este tipo de cuestiones. Así, los últimos de cada temporada bajarán de categoría de manera directa.

En nuestro país, los promedios se implementaron por primera vez en 1957, y no como se cree erróneamente en 1983. Aquella vez se sumaron los puntos de la temporada 1956 y 1957 y se dividían por dos (por torneo en vez de por partidos jugados), coeficiente que determinó que Ferro descendiera.

En 1958 se agregó un año más y se dividió por tres, y Tigre tuvo que irse de Primera (también había salido último en la tabla de posiciones). Esto duró hasta 1963 y quienes se fueron a la B fueron Central Córdoba (1959), Newell’s (1960), Lanús y Los Andes (1961) y Ferro y Quilmes (1962), hasta que en 1963 se suspendió la medida.

Pero 20 años más tarde (en el Metropolitano 1983) se retomó con los promedios como forma de determinar qué equipos perderían la categoría, sistema que se corta esta temporada y luego de 36 años.