Image default

La advertencia de Adrián Cormillot a Felipe Pettinato por su bajo peso

El médico de Cuestión de Peso habló con El Diario de Mariana sobre la salud del imitador de Michael Jackson, y le hizo un tirón de orejas en vivo.

El hijo de Roberto Pettinato, Felipe, fue noticia en los últimos días porque trascendió que se había internado, aunque no se sabía por qué. En un principio se especuló que podría estar tratándose de alguna adicción, pero fue su padre, Roberto, quien se encargó de despejar las dudas: “Lo internamos a fines de noviembre. Y no, no fue por drogas. ¡Ojalá fuera por eso! Si te drogás, quedás bien en la sociedad, sos Keith Richards”, tiró Petti con su particular estilo. Y agregó: “Fue en la Clínica Cormillot, está muy flaco. Felipe no consume ningún tipo de drogas, lo que no consume es comida. Es un drama que no te come nada”.

Adrián Cormillot, médico y amigo del imitador de Michael Jackson, fue quien supervisó al joven durante los días que estuvo internado en el establecimiento de su padre. Y en una nota con El Diario de Mariana, el panelista de Cuestión de Peso se refirió al tema.

“La preocupación por el peso siempre fue un tema en Felipe, se lo hemos comentado varias veces. El es fanático del consumo de batidos y de cosas propias de personas con sobrepeso, y esto a veces puede ser tomado como una conducta anorexígena, pero le falta un pilar a Felipe para que sea un trastorno alimentario y es que no se ve gordo. Él quiere estar flaco y lamentablemente a veces recurre a algunos métodos…”.

Consultado por el peso de su paciente, el doctor se guardó la respuesta, pero dio pistas claras: “Desde diciembre que no lo vemos y es información que nos guardamos, pero visiblemente está delgado. Uno preferiría que esté con un peso mayor”. Ya más puntilloso, Adrián aseguró: “Él hace esta cosa de la ostentación, que me pone un poco nervioso también. Ostenta su delgadez. Hay un término en medicina, y psicología también, que es la leptofilia, el amor a la delgadez. Que no es una persona que se ve gorda y quiere bajar de peso. Él vino a aumentar de peso y logró lo propuesto, y le movimos un poco el chip para que sostenga ese peso”.”

Además, Cormillot le hizo un tirón de orejas en vivo a Felipe: “Es muy cabeza dura, uno le dice que no le conviene tomar los batidos, pero él está muy agarrado con eso. Sabemos que él trabaja de Michael Jackson, dijo que ahora se quiere parecer a Latoya… Hay mucho chiste alrededor de esto, pero hay un chico que adora su delgadez, su cuerpo. A muchas personas le llama la atención y sería conveniente que pese más”.

Por otra parte, Adrián Cormillot aclaró: “En el momento de su internación, tenía sus valores de la parte metabólica dentro de lo normal, más allá del bajo peso que uno pueda llegar a inferir. No tiene en estos momentos problemas de salud a raíz de esto. Obvio que si uno sigue a batidos o tomando porquerías… Lo digo porque no corresponde para él”. Aunque al final, el médico blanqueó que toda la familia Pettinato apoyó a Felipe en su tratamiento, que antes era ambulatorio y en noviembre se transformó en una internación de cinco días para que aumente dos kilos: “Se hacía el atorrante por consultorios externos y le dijimos que se quede con nosotros así aumentaba, le metíamos un poco de nutrientes que no consumía y se iba con un plan de alimentación adecuado para lo que él quiere. Pero mejorando un poco el estado nutricional en cuanto a lo estético, aumentando de peso. En el caso de Felipe, le faltaban algunos nutrientes“.