Image default

Kulfas, en la mira de Cristina pero con la banca del Círculo Rojo

En el Instituto Patria no ocultan resquemores con el ministro de Desarrollo Productivo, puente del Gobierno con el empresariado.

La carta de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner a diez años de la muerte del expresidente Néstor Kirchner y a uno del triunfo electoral de la fórmula que compartió con Alberto Fernández reavivó señalamientos cruzados en la coalición de gobierno. “Hay funcionarios o funcionarias que no funcionan”, escribió como al pasar, en una oración subordinada, y atizó el fuego amigo.

En el plano económico, los dedos del cristinismo apuntan al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, el principal interlocutor con el mundo empresario y, paradójicamente, quien más esfuerzos hace para superar esa restricción externa que señala Cristina como eje de la economía “agobiante”, con una agenda focalizada en impulsar las exportaciones.

Los resquemores de Cristina con Kulfas vienen desde la campaña electoral. El ministro y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, forman parte del círculo más cercano al Presidente y bosquejaron su programa económico, pero Kulfas publicó, en 2016, “Los tres kirchnerismos, una historia de la economía argentina, 2003-2015”, un libro en el que critica, sobre todo, la política económica de los dos mandatos de Cristina. En noviembre de 2019, Siglo XXI Editores lanzó una segunda edición, ampliada, que recuperó esos planteos e incluyó lineamientos de lo que buscaría ser la gestión albertista, por oposición a los errores del pasado.

 

El libro les achaca a dos de los tres kirchnerismos -sobre todo, al tercero- la ausencia políticas de largo plazo que superen, justamente, esa restricción externa, el principal problema económico que describió Cristina. Entre otras cosas, le criticó a la expresidenta el nulo diálogo con el sector agropecuario en la batalla por las retenciones móviles, falta de visión para evitar el creciente déficit comercial y energético (por mayores importaciones y tarifas congeladas) y, por último, la solución de apuro a esa cada vez más acuciante falta de divisas: el cepo cambiario de 2011. “Lejos de ‘profundizar el modelo’, el tercer kirchnerismo debió contentarse con ‘aguantar el modelo’”, concluyó el luego ministro de Desarrollo Productivo.

Cerca del ministro interpretan que la vicepresidenta “primereó” un posible recambio del Gabinete. Entre los “funcionarios que no funcionan” podría citarse al ministro de Agricultura, Luis Basterra, que no puede encauzar el conflicto con la dirigencia rural, interpretan. También hay “albertistas” como la titular de Hábitat, María Eugenia Bielsa, que demora la ejecución de la política de vivienda.Las heridas no sanaron y Kulfas es hoy mal visto en el Instituto Patria. En el entorno del ministro, confirman los cortocircuitos y los atribuyen al libro. El enfrentamiento tuvo su visibilidad en el manejo de la política energética. Terció Fernández, que despidió al exsecretario de Energía Sergio Lanziani y nombró a Darío Martínez, más del gusto de Cristina, como su sucesor, pero migró la dependencia al Ministerio de Economía.

APOYO ROJO. Las críticas de Cristina a Kulfas no son compartidas por el Círculo Rojo. Desarrollo Productivo impulsó 14 mesas sectoriales que, lentamente, avanzan en medidas para las distintas ramas económicas, con el foco en la generación de divisas. Los empresarios y las empresarias coinciden en que hay buen diálogo y que eso se traduce en políticas públicas, siempre cruzadas por las restricciones externa y presupuestaria.

Un ejemplo de ese vínculo entre el ministro y las figuras más poderosas del poder económico se dio un día después del último refuerzo al cepo cambiario. El 16 de septiembre, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina (Amcham), encontró en Kulfas explicaciones y gestos tranquilizadores para que las empresas pudieran, sobre todo, acceder a las divisas para pagar deudas e importaciones. Se lo reconoció al Presidente la poderosísima US Chamber of Commerce, que nuclea a las empresas más importantes de los Estados Unidos y recibió a Fernández, de forma virtual, el 8 de octubre. Su vicepresidente senior, Neil Herrington, valoró el buen intercambio con Kulfas, su par de Economía, Martín Guzmán; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, y el embajador en Washington, Jorge Argüello.

Por Esteban Rafele- Letra P