Image default

Katya Daura, la misionera que vació la Casa de la Moneda

La última gestión kirchnerista de la Casa de la Moneda dejó a la entidad con una deuda acumulada de más $ 1300 millones, impagable con fondos propios, pese a que esa gestión asumió todavía con balances anuales positivos, según una investigación que  publicó el diario La Nación. Su relación con el ex vicepresidente Amado Boudou y la diputada del Parlasur, Julia Perié, bajo investigación de la justicia.

Katya Daura, una dirigente muy cercana al exvicepresidente Amado Boudou, asumió en la Casa de la Moneda en 2011. Su gestión fue más de una vez elogiada por la propia expresidenta Cristina Kirchner por el incremento en las ganancias de la entidad.

Sin embargo, habría ocurrido exactamente lo contrario: el primer año, todavía cerró con número positivos, pero ya en 2012 la entidad perdió $ 63; en 2013, $ 165; en 2014, $ 173; y en 2015, más de $ 375, según cálculos preliminares.

Con esos resultados operativos, la Casa de Moneda acumula más de $ 360 millones que ya gastó de anticipos que desembolsaron clientes como el BCRA; $ 470 millones de deuda a proveedores y una cifra igual en deudas con la AFIP, con lo que el total alcanza los $ 1300 millones y tiene un patrimonio neto negativo de $ 320, según La Nación.

Entre algunos gastos llamativos pagados con fondos del organismo se incluyen mas $ 2 millones en la seguridad de la casa de Daura, contratos con familiares, un chef, un profesor de inglés, una psicóloga y un libro que costó $ 850.000 para destacar la gestión de la propia Daura.