Image default

Julio De Vido ya está en su casa con una tobillera electrónica

La defensa reclama a la Justicia por el cese de la prisión preventiva, ya que el plazo de dos años venció en octubre y tras ser una prórroga se apeló

Julio De Vido ya está en su casa de Zárate, a la que llegó en la madrugada del sábado y en la que lo esperaban su esposa Alessandra Minnicelli y su hijo. El ex Ministro de Planificación de Néstor y Cristina Kirchner fue excarcelado este viernes durante la noche.

Cabe recordar que, tanto él como Roberto Baratta, fueron liberados luego de que la Cámara Federal de Casación le indicara al Tribunal Oral Federal 7, a cargo de la causa de las fotocopias de los cuadernos, que haga efectiva las excarcelaciones dictadas a última hora del viernes.

Sin embargo, deberá cumplir con una detención domiciliaria que le fue impuesta por el TOF 1 en el marco de la causa en la que se investigan supuestos desmanejos con dinero público que debía destinarse a la mina de carbón de Río Turbio.

En diálogo con TN, Alessandra Minnicelli, su esposa, sostuvo que De Vido ya está pensando en cómo ayudar a “los presos políticos que quedan” y aseguró que no quiere abandonar la vida política. “Estoy muy contenta, no pensé que iba a ser tan pronto. A la noche me llamó mi hijo para ir a cenar. Estábamos comiendo una pizza cuando llamó (Maximiliano) Rusconi, alrededor de las 22, y nos dijo que le daban la libertad a Julio. Llegó a las 5 de la madrugada y estaba muy ansioso. Dormimos un par de horas nada más, estamos muy emocionados”, contó