Image default

Julio Bárbaro: “Los de La Cámpora no son muy distintos a ´Marquitos` Peña”

El analista político dice que a los jóvenes K y al ex Jefe de Gabinete de Macri los une la ambición de poder. La danza por los cargos sin plan detrás.

“La que tenemos es una política que no da esperanzas. El gobierno y la oposición integran la misma burocracia interesada en los cargos y no en la salida de la crisis. ¿La sociedad argentina hace cuántos años que viene en decadencia?. Estamos en una de las pocas sociedades del continente que se hunde inexorablemente”, arranca Julio Bárbaro en diálogo con Delta 90.3, quien remarca que el inicio de otro año electoral deja en evidencia cuál es el verdadero interés de los políticos: los cargos.

“La destrucción de la sociedad es un pedazo responsabilidad de la dictadura, y otro pedazo de la democracia. Acá hay dos derechas… Te dan el aborto pero no te dan de comer. El progresismo es un cuento chino”, agrega el ex interventor del COMFER durante la presidencia de Néstor Kirchner y el primer año de Cristina Fernández.

“Yo creo que La Cámpora no es nada más que ambición de poder. Hay ambición de poder de izquierda o derecha. Y es lo mismo. Los de La Cámpora no son muy distintos a Marquitos Peña. Los políticos viven en Puerto Madero y pagan de expensas lo que un trabajador gana en un mes. La estructura política se enriqueció en relación al empobrecimiento de la sociedad”, sigue Bárbaro sobre la supuesta renovación de la política.

Marcos Peña, figura central en la llegada a la presidencia de Mauricio Macri, es protagonista de uno de los capítulos del libro que el ex presidente escribió el año pasado, y que vería la luz en marzo. Allí el fundador del PRO analiza la relación con quien fuese su mano derecha durante cuatro años, más apto para la estrategia electoral que para el día a día en el Gobierno, sería la conclusión de esas páginas.

Un fenómeno que para Bárbaro se repite en la actual gestión, donde el gobierno que se mostró eficaz en los armados para conquistar las urnas, pero fallaría en definir un plan para salir de la crisis (el mismo presidente reconoció no tener plan). “Al presidente no le veo ninguna idea. Ni a él ni a la oposición. El debate de la política argentina es de una decadencia fenomenal”, refrenda Bárbaro.

“Batimos el récord de cuarentena y eso no tuvo ningún beneficio. Y ahora qué rebote vamos a tener. El rebote se da sobre los que sobrevivieron. Al que mataste no rebota. Yo vivo sobre la Avenida Santa Fe, y la mitad de los locales cerraron. Cuando yo era chico la pobreza era de menos del 3%, y pasamos del 3 al 50%, algo rompimos”, agrega quien fue secretario de Cultura de la Nación en los primeros años de la presidencia de Carlos Menem.

“La corrupción de la política argentina es increíble… lo que han hecho con los servicios públicos. Los subsidios son una manera de instalar la corrupción. Si les das tanto por mes es porque quedaron en un retorno… Y después todos viven en casas que les presta un amigo… Cuando yo era chico, eso se llamaban testaferros”, cierra Bárbaro.