Image default

José Muñoz tiene en sus manos el casco que usó en la guerra

Un argentino que vive en Inglaterra lo había comprado en un remate, ayer se lo trajo y se emocionaron juntos. 

A las 0:20 del sábado en un gimnasio municipal de Sarmiento colmado y desbordante de emociones, José Muñoz, de 53 años, el veterano de Guerra que combatió en las islas Malvinas con el Regimiento de Infantería 25 de Sarmiento, se reencontró con el casco que utilizó durante el conflicto.

Fue gracias a la promesa que en agosto del año pasado le hizo Matías Picchio (39), un coleccionista argentino que vive en Cambridge y que compró su casco a través de internet sin saber a quién había pertenecido hasta que logró rastrear el nombre del soldado que lo había usado en Malvinas.

Así con una incontenible emoción, José se encontró con Matías, quien viajó a Sarmiento desde el Reino Unido para entregarle el objeto.

Días antes, Muñoz había confesado que no sabía cómo iba actuar, si iba abrazar al coleccionista o iba a tomar el casco. La fuerza del tiempo y la nostalgia pudo más, y tomó el casco en sus manos, lo besó y lo alzó en alto entre un mar de lágrimas.

La emoción se hizo sentir hasta las entrañas en el gimnasio ante una lluvia de aplausos. José estaba feliz, luego de 34 años se había reencontrado con el casco.

“Esto es Argentina, viva la patria. Gracias, mil gracias Matías, a tus papás que vinieron, a todos ustedes. Es muy difícil esto”, dijo José luego de estrecharse en un abrazo con Matías, colocarse el casco en su cabeza y agradecerle por lo que había hecho. “Te agradezco de corazón, esto significa que sos una gran persona, porque te preocupaste por investigar, por saber de dónde venía, de quién era y lo trajiste”.

Picchio solo atinó a agradecer ante los aplausos que se multiplicaban. La emoción del momento lo consumía por dentro aún sorprendido por todo lo que ocurrió alrededor de esta historia.