Image default

José María Grazzini afirma que lo de Otarola “no es corrupción”

“Acá se habla de defraudación al Estado”, dijo el ministro de Gobierno que también justificó la presencia de la exfuncionaria en su oficina del Ministerio de Desarrollo Humano una semana después de haber sido despedida.

“Acá no se habla de corrupción, si no de defraudación al Estado”, sostuvo en declaraciones el ministro de Gobierno, José María Grazzini, al responder sobre el polémico paso por el Ministerio de Desarrollo Humano, Familia, Mujer y Juventud de Cecilia Torres Otarola, echada del cargo por el gobernador Mariano Arcioni el último día del mes pasado, luego de que se hiciera público que era investigada judicialmente por irregularidades en su actuación, tanto como diputada entre 2015 y 2019, como en su rol de ministra.

En este contexto, ahora desde el gobierno se ha iniciado un sumario para deslindar responsabilidades en la causa donde –según el fiscal Omar Rodríguez- “se ha corroborado que una gran parte del equipo que ella fue nombrando ni siquiera reside en la zona; no son de acá; viven en Buenos Aires y cobran sueldo desde allá”.

Los casos más llamativos son los del ciudadano peruano denunciado por violencia de género y habría sido jardinero suyo; y el de una secretaria que en realidad le habría prestado asistencia como niñera.

Mientras tanto, el subsecretario Daniel Silva quedó a cargo del ministerio hasta que se anuncie al cuarto titular del mismo durante el gobierno de Arcioni, por donde ya pasaron Leticia Huichaqueo, Martín Bortagaray, Valeria Saunders y la tristemente célebre Otarola.

En cuanto a la presencia de la exministra en su oficina una semana después de haber sido despedida, Grazzini señaló que “tomamos conocimiento de que el día de los allanamientos, la exministra fue a retirar sus pertenencias”.

Fuente: El Patagónico