Image default

José López presentó su renuncia como diputado del Parlasur

Lo hizo desde la cárcel. El ex secretario de Obras Públicas estaba bajo un proceso destituyente en el organismo regional a raíz del episodio del bolso.

El ex secretario de Obras Públicas de Néstor y Cristina Kirchner, José López, presentó su renuncia al cargo de diputado en el Parlamento del Mercosur. La carta de dimisión la escribió desde el penal de máxima de seguridad de Ezeiza, donde quedó detenido luego que fuera descubierto con un bolso de 9 millones de dólares y un rifle de asalto en el Monasterio de General Rodríguez.

El ex funcionario tomó la decisión cuando, el martes pasado, le llegó la notificación a la cárcel de que se le inició un proceso de expulsión del Parlasur. Su abogado, Fernando García, confirmó a Infobae que el denunciado presentó su “renuncia indeclinable” al cargo a raíz de “los hechos de público conocimiento”.

López resultó electo el año pasado para la banca que representa a la provincia de Tucumán en el organismo regional. Entonces, la boleta del Frente para la Victoria para esa categoría obtuvo 404.919 votos, con el 51,24% de los sufragios. De acuerdo al orden de la lista, su reemplazante será el diputado suplente, el tucumano Tulio Enrique Caponio.

Ahora, el Parlasur deberá resolver si acepta o no la renuncia de López en la próxima sesión que se realizará el 12 de agosto en Montevideo. El órgano multilateral se creó con el objetivo de avanzar en la integración comercial, económica, aduanera y política de Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela. Sin embargo, desde su creación está sumido en una parálisis en la que únicamente logra pronunciarse sobre asuntos del orden político y simbólico, como el proceso destituyente de López.

En esta sintonía, el Frente para la Victoria y la alianza Cambiemos se trenzaron en una pelea por momentos insólita durante la sesión del 21 de junio pasado del Parlasur. Mientras los propios compañeros de bancada de López -Jorge Taiana- solicitaban la expulsión del ex secretario de Obras Públicas, desde el macrismo – los legisladores Mariana Zuvic y Fabián Rodríguez Simón-reclamaban que “se respete el reglamento interno” y se garantice el derecho a la defensa del cuestionado dirigente tucumano.

Así, tanto el FpV como el Frente Renovador no lograron conseguir los dos tercios necesarios del cuerpo legislativo para votar la remoción de López por “falta de decoro”.

En definitiva, lo que sigue ahora se trata de unapelea abstracta y puramente formal que, sin importar el resultado, terminará con López afuera del parlamento regional. Ni el Frente para la Victoria, ni Cambiemos y el Frente Renovador, ni el propio López manejan la remota posibilidad de que el sospechado en maniobras corruptas e enriquecimiento ilícito continúe en la honorífica función. Aún así, los tres bloques insistirán en que “no haya impunidad” y se ponga de relieve el escarnio político.

En lo que va de 2016, oficialistas y opositores aprovecharon al Parlasur como ring dirimir políticamente las denuncias de corrupción que salpican a miembros del kirchnerismo. Además de López, en esta circunstancia se encontró la jujeña y también diputada del Parlasur Milagro Sala. La dirigente de la Tupac Amaru fue detenida por la Justicia a comienzos de año por, primero, protestar contra el gobierno radical de Gerardo Morales, y luego por la posterior acusación de liderar una presunta asociación ilícita que se apropió y desvió fondos públicos destinados a viviendas sociales.

Sin embargo, a diferencia del ex secretario de Obras Públicas, Sala es considerada como “presa política” de parte de kirchneristas, sectores de izquierda y organismos de derechos humanos. Incluso, el Parlasur votó una moción en repudio contra la justicia de Jujuy y el gobierno de Mauricio Macri por “impedir”a Sala, quien sigue detenida, que participe de las sesiones legislativas, ya que “las normas internacionales protegen el libre tránsito de los parlamentarios”.