Image default

Imputaron al matrimonio de La Cámpora que controlaba Fabricaciones Militares

El ex interventor y su esposa, también funcionaria, tuvieron gastos excesivos y habrían montado una “cueva de tuiteros K”.

Viajes a Cannes, contratación masiva de personal, pago por canciones de Sandro y alquiler de un perro para un spot son parte de los lujos.

Las recorridas por el mundo entre 2011 y 2015 insumieron 876.603,56 dólares, entre ellos para el festival de Cannes para asesoramiento en la realización de una película que nunca se hizo; el pago de seis mil pesos para el alquiler de un perro en un spot nunca hecho, la compra de cámaras y material audiovisual y la masiva contratación de personal.

Todo esto forma parte del descalabro que la gestión de La Cámpora hizo con Fabricaciones Militares y por lo que una pareja de dirigentes K terminó imputada por un fiscal federal.

Según publica el portal Tn.com.ar,  el fiscal Eduardo Taiano imputó al entonces interventor Santiago Rodríguez, de “La Cámpora”, y a su pareja, la vocera Bárbara María Grané. La denuncia la hizo en base a una investigación preliminar del fiscal Guillermo Marijuan.

A esto, se le debe sumar el montaje de un centro de propaganda proselitista del kirchnerismo que funcionó en la Dirección General de Fabricaciones Militares.

La acusación comprende la contratación de personal en la DGFM. Antes de la llegada había unos 603 empleados contratados. Entre 2013 y 2015 la nómina aumentó a 1151. En la Gerencia de comunicación, había cuatro personas, con la gestión Grané, 40.

Otra de las irregularidades son las contrataciones por la Gerencia de Comunicación por un total de 1.073.658 de tres cámaras tipo DSLR, distintas lentes y trípodes, un slider para cámara, y hasta la compra de un drone a la empresa “MDP Sistemas Digitales SRL” por 88.550 pesos.

El centro de propaganda incluyó el pago de seis mil pesos para el alquiler de un perro raza dogo que iba a ser utilizado para un spot publicitario. Pero nunca se hizo. La idea era hacer un spot sobre el funcionamiento de unos radares en la base aérea de Morón.

Los insólitos gastos incluyeron el pago de derechos de autor a la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (SADAIC) por el uso de dos canciones, una de ellas el tema “Porque yo te amo” de Roberto Sánchez, Sandro. Se pagó unos 88.100 pesos por ese tema, más otros 22.900 por la canción “Radar” de Drago Alem y Schaff Heber. Los dos eran para ser utilizados en dos spots publicitarios durante 2015.

Los viajes entre 2011 y 2015 también están en la mira. Se gastaron unos 876.603,56 de dólares. Uno de ellos fue al festival de cine Cannes, en Francia, que hizo Grané con otros cinco empleados para adquirir conocimientos cinematográficos. Tenían la intención de realizar una producción audiovisual en homenaje al General de División, Manuel Nicolás Aristóbulo Savio, un militar argentino que ocupó la DGFM en la década del ´40.

Otro de los hechos que el fiscal Taiano pidió investigar es la creación de una “cueva de twitteros K”, un área informal con empleados que cobraban hasta 35 mil pesos mensuales sólo para “operar” en las redes sociales a favor del kirchnerismo, según cuenta TN.