Image default

Impuesto a las Ganancias: el nuevo piso será retroactivo a enero y el aguinaldo quedará exento

Quienes hayan tenido descuentos por ese impuesto en enero, febrero y marzo recibirán un reintegro en el mes de abril, y además, el medio aguinaldo para los asalariados con remuneraciones de hasta 150.000 pesos brutos quedará exento del tributo.

El proyecto para subir el piso salarial para el pago del Impuesto a las Ganancias presentado por el oficialismo en Diputados se aplicará de modo retroactivo a enero de 2021. De esta manera, quienes hayan tenido descuentos por ese impuesto en enero, febrero y marzo recibirán un reintegro en el mes de abril.

También se resolvió que el medio aguinaldo de junio y diciembre quedará expresamente exento de Ganancias también para el caso de los asalariados con remuneraciones de hasta 150 mil pesos brutos, tal el piso que fija el proyecto.

Ambos puntos son productos de las reuniones que el autor del proyecto, el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, mantuvo con legisladores y representantes de la CGT, y luego fueron validados tras otro encuentro entre el líder del Frente Renovador con representantes del Ministerio de Economía y la AFIP.

En ese encuentro se discutieron los pormenores de la iniciativa que fija en 150 mil pesos brutos el nuevo piso para el mínimo no imponible. De esta manera, la devolución de los descuentos por Ganancias de enero, febrero y marzo sumará un beneficio adicional para los 1.267.000 trabajadores y jubilados que dejarán de pagar el tributo una vez que se apruebe la ley.

Para hacer una proyección, un trabajador dentro del sistema formal, soltero y sin hijos con salario de 110 mil pesos en bruto (91.300 pesos netos) cobrará el mes próximo un reintegro de 4.974 pesos.

Se estima que con la aplicación retroactiva y la exención del aguinaldo el Estado promoverá un impacto positivo en los bolsillos de trabajadores y jubilados de alrededor de 10 mil millones de pesos. Esa inyección de fondos, aseguran, “se volcará de manera directa al consumo”, estimaron las fuentes a la agencia oficial.

Este punto va en sintonía con el objetivo mejorar los ingresos tal como el presidente Alberto Fernández lo planteó durante la Asamblea Legislativa del 1 de marzo, cuando pidió “acelerar el tratamiento de Ganancias porque para el Gobierno la recuperación del ingreso es una prioridad”, recordó Massa en declaraciones a Télam.

El proyecto de reforma de Ganancias modifica el artículo 30 de la ley 20.628 para elevar el monto mínimo no imponible. Con esta variación, los trabajadores que cobren hasta 150 mil pesos y los jubilados que perciban hasta ocho jubilaciones mínimas ya no pagarán el impuesto.

“Este alivio fiscal que se está impulsando para trabajadores y jubilados, que implicará una esfuerzo presupuestario para el Estado, se va a compensar por la mayor recaudación que generará el consumo adicional”, evaluaron desde el equipo de asesores del titular de la Cámara.

“La suba del mínimo no imponible, más la retroactividad a enero y la exención del medio aguinaldo, impactarán de manera positiva en el bolsillo de trabajadores y jubilados”, completaron las fuentes.