Image default

Iglesias y Sánchez sellan un gobierno de coalición en España

El presidente del gobierno español en funciones, el socialista Pedro Sánchez, y Pablo Iglesias (Unidas Podemos), presentaron el nuevo programa de gobierno, nacido de una coalición “rotundamente progresista”.
En línea con el objetivo de ambas fuerzas en “avanzar en la justicia social”, el programa –denominado Coalición progresista. Un nuevo acuerdo para España–, impulsa la derogación parcial de algunos puntos de la reforma laboral; una suba del salario mínimo; y una reforma fiscal con aumentos de impuestos a quienes tengan ingresos por arriba de los 130.000 euros y un incremento mínimo de entre el 15% y el 18% para las grandes empresas. También aborda otros temas como la cuestión del empleo, la lucha contra el cambio climático y políticas feministas.“El programa que presentamos hoy combina la experiencia del Partido Socialista con las frescura de Unidas Podemos para afrontar una etapa que va a ser histórica en nuestro país, hablamos del que está llamado a ser el primer gobierno de coalición desde la recuperación de la democracia”, expresó Iglesias. Además, dijo que para su partido será un honor que Sánchez sea presidente de España, aunque todavía no se ha acordado una fecha para la investidura.Por su parte, el líder del PSOE explicó que el programa de corte progresista encara los desafíos de las pensiones y  la justicia social, “no como amenazas sino como oportunidades para construir una España mejor, más justa y solidaria”.

Si bien por mucho tiempo Sánchez fue reticente a una alianza con Iglesias, tras dos elecciones, finalmente el ala progresista de la política española decidió unirse para destrabar el bloqueo en el parlamento español, que lleva casi un año.  Pero aunque el bloque del PSOE y UP ya suma 155 diputados, la investidura de Sánchez todavía depende de las alianzas que pueda tejer con otros partidos más pequeños, fundamentalmente, los regionalistas.

En esta línea, Sánchez también selló un acuerdo con el Partido Nacionalista Vasco (PNV) que le aportará 6 escaños más. Sin embargo, la clave para que España pueda tener el primer Gobierno de coalición, depende de que Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que tiene 13 diputados, se abstenga en la votación en el Congreso.

Las negociaciones coinciden con el pedido de la Abogacía del Estado español para que el líder de ERC, Oriol Junqueras –con una condena firme a 13 años de prisión por delitos de sedición y malversación de fondos, por su rol como líder del proceso independentista de 2017– salga de la cárcel para asumir su cargo como diputado en el Parlamento Europeo.