Image default

Hebe de Bonafini: “La CGT está embarazada, va a tener un hijo y Macri se lo hizo”

La titular de la entidad se enojó por la actitud de la central obrera de dilatar la definición de un paro. Criticó a Durán Barba y habló del Papa.

La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini , criticó duramente a la Confederación General del Trabajo ( CGT) por la relación con el Gobierno. “La CGT está embarazada y va a tener un hijo, el hijo se lo hizo [Mauricio] Macri “, aseguró.

El jueves último, la conducción tripartita de la CGT dejó en suspenso la convocatoria a un paro nacional tras una reunión con el Gobierno. “Sigue latente”, dijeron. Llovieron críticas por lo acordado.

En diálogo con radio Del Plata, Hebe de Bonafini comparó ayer a la central obrera con “las solteronas” de su barrio “cuando era chiquita”.

“Digo que la CGT es igual a las solteronas de mi barrio en la época que yo era chiquita. La solterona no se casaba y era terrible, pero parece que siempre tenía algo. Y de repente estaba embarazada. ¿Y cómo pasó? La CGT está embarazada y va a tener un hijo, el hijo se lo hizo Macri”, agregó.

La titular de Madres de Plaza de Mayo opinó que se está viviendo un “momento tan difícil” y mencionó como ejemplo que “atacan a los pibes en los barrios”. Bonafini prosiguió: “Uno se pregunta si el policía nació violento o si los hace violento el Estado, que es la peor violencia”.

Respecto de las críticas que suelen suscitar sus palabras, Hebe de Bonafini dijo: “Cuando el enemigo me ataca y me golpea, estoy contenta porque estoy en el mejor camino”.

Por otro lado, Hebe de Bonafini contó que no le sorprende que el papa Francisco no venga a la Argentina en 2017. “Creo que no viene porque acá se lo iba a utilizar, que Macri lo va a utilizar. Ya le pusieron el chip. [Jaime] Durán Barba ya le puso el chip a Macri. Están trabajando sobre eso. A lo mejor pensó que era mejor no venir, y me parece bien. Le voy a mandar una carta ahora con algunas cosas que quiero decirle. Él quiere mucho a su patria. Y no hay peor sordo que el que no quiere oír y Macri no quiere oír lo que dice el Papa. Quiere que el Papa lo escuche a él”.