Image default

Guillermo Ortelli ganó su séptimo título en el Turismo Carretera en una polémica definición

El piloto se coronó porque en la última vuelta Matías Rossi sufrió un toque de Werner que lo retrasó.

Guillermo Ortelli (Chevrolet) se adjudicó hoy su séptimo título en Turismo Carretera, tras una polémica y confusa definición en el autódromo de La Plata, donde el saltense terminó como escolta del rionegrino José Manuel Urcera (Chevrolet), quien debutó como ganador en la categoría.

Es que Matías Rossi (Chevrolet) estuvo a metros de consagrarse campeón, pero un ataque excesivo de Mariano Werner (Ford) lo llevó de excursión al pasto, lo retrasó al vigésimocuarto lugar y lo dejó con las manos vacías.

La incertidumbre en torno a la conquista de Ortelli se dio por la demora en el conocimiento de las posiciones finales de la competencia, lo que llevó a Rossi a festejar un título que creyó tener entre su poder apenas superada la meta.

Los continuos ataques de José Savino (Ford) durante gran parte de la competencia resultaron al cabo una anécdota, al cobrar la carrera una intensidad extrema en los momentos decisivos, tras el ingreso del segundo y último auto de seguridad por aceite en pista a tres vueltas del epílogo.

En ese relanzamiento, Werner quedó detrás de un Rossi que se encaminaba hacia el título desde su cuarto lugar momentáneo, pero el entrerriano intentó un sobrepaso por encima del pasto, acción que no hubiera sido válida en caso de concretarse con éxito, y tocó a Rossi al volver a la cinta asfáltica.

Como resultado, Rossi y Werner salieron de pista y perdieron varios lugares en el clasificador, mientras que Ortelli completó la carrera por detrás de Urcera y delante de Juan Martín Trucco (Dodge).

Rossi logró recomponer su trayectoria, volvió a pista, cruzó la meta a medida que la recta principal peligrosamente se llenaba de fanáticos, y celebró el título que creyó suyo.

Sin embargo, después de unos minutos de zozobra en los que incluso fue anunciado como campeón por el twitter oficial de la categoría, el piloto de Del Viso quedó con las manos vacías y el que desató su festejo, agónico, fue Ortelli.

“No sé si estoy soñando o es verdad”, deslizó el saltense en medio de la inesperada y creciente euforia dentro del equipo JP Racing.

Rossi, quien cometió el error de no cederle la posición a un Werner que estaba obligado a seguir avanzando casilleros para impedir su conquista, afirmó: “Quiero ver la planilla, yo completé la carrera”.

“Me informan que tengo vueltas menos, pero pasé por el control y completé la carrera. Se tiró Werner a morir y no dobló. Sé que no tengo vueltas menos”, agregó, convencido, el piloto del Donto Racing, equipo que pidió que verifiquen a los 23 autos que finalizaron por delante de Rossi.

Lo concreto es que Ortelli se encontró con una nueva corona de TC después de cinco años, mientras que Rossi quedó a la espera de que un milagro en la revisión técnica le devuelva un título que se le escurrió entre las manos.