Image default

Google amenaza con “apagar” su motor de búsqueda

Google prepara una respuesta ante la iniciativa del gobierno australiano de obligar al gigante tecnológico a pagarle a los medios por sus contenidos.Google amenazó con desactivar su motor de búsqueda en Australia si el Parlamento de Canberra aprueba una ley que la obligaría, al igual que a Facebook y otras grandes empresas tecnológicas, a pagar a los medios locales por publicar sus contenidos.Según el proyecto, que se presentó el mes pasado ante el Parlamento, el Gobierno designará un intermediario para determinar el monto a pagar por la contraprestación de los contenidos que publican las plataformas de internet en caso de que no se logre un acuerdo mediante una negociación entre las partes.”Si esta versión del código se convierte en ley, no nos daría otra opción que detener la disponibilidad de Google Search (Búsqueda de Google) disponible en Australia”, dijo la directora gerente de Google Australia, Mel Silva, en una conferencia virtual ante un comité del Senado que analiza la propuesta de ley.Silva recalcó que esta opción se daría “en el peor escenario”, al insistir que para Google la propuesta legislativa “crearía un riesgo inmanejable para nuestros negocios en una economía digital. No es compatible con la forma en que operan los motores de búsquedas”.Tras conocerse la amenaza de Google, el primer ministro australiano, Scott Morrison, dijo a los periodistas en Brisbrane que el Parlamento y el Gobierno de Canberra determinan las reglas de juego y “si se quiere trabajar con ellas, en Australia, eres bienvenido, pero nosotros no respondemos a amenazas”.

El comité del Senado tiene previsto entregar el próximo 12 de febrero su informe de este proyecto de ley, que fue criticado por el creador de la World Wide Web, el británico Tim Berners-Lee, ya que a su entender el proyecto contradice “los principios de la web al requerir el pago por enlazar ciertos contenidos en línea”.

Por su lado, los altos representantes comerciales del Gobierno estadounidense Daniel Bahar y Karl Ehlers instaron a Canberra a “suspender” sus planes de sacar adelante este proyecto al expresar que puede generar preocupación “en torno a las obligaciones comerciales internacionales de Australia”, según escribieron una carta al comité.

La propuesta, que pretende proteger a los medios locales, responde a las recomendaciones de la Comisión Australiana de Competencia y Consumo plasmadas en diciembre de 2019 en un informe sobre el impacto de los buscadores y las redes sociales en el mercado publicitario y de los medios.

Días atrás, Google llegó a un acuerdo con los editores de diarios franceses sobre un sistema de pago por la publicación de sus contenidos, lo que pone fin a una disputa que duró meses en ese país y llegó hasta los tribunales.