Image default

Gambito de Dama, la serie furor de Netflix, rompió un récord

The Queen’s Gambit (Gambito de Dama) ha sido visto por 62 millones de hogares, convirtiéndolo en la mayor serie limitada con guión de Netflix hasta la fecha, dijo el gigante del streaming.

La serie, protagonizada por la actriz y modelo estadounidense de origen argentino-​británico Anya Taylor-Joy, de 24 años de edad, como la estrella de ajedrez Beth Harmon, y Thomas Brodie Sangster fue lanzada el 23 de octubre y está basada en la novela de Walter Tevis.

Escrito por Scott Frank, que también dirige, y co-creador con Allan Scott (Don’t Look Now), Gambito de Dama relata la vida de una huérfana y prodigio del ajedrez. Ambientada en la época de la Guerra Fría, la historia sigue a Harmon, desde los 8 a los 22 años, mientras lucha contra la adicción en la búsqueda de convertirse en la mejor jugadora de ajedrez del mundo.

Netflix señaló que el programa de siete episodios se clasificó entre los 10 primeros en 92 países y en el número 1 en 63 países, entre ellos el Reino Unido, Argentina, Israel y Sudáfrica.

El éxito del drama ha llevado evidentemente a un mayor interés en el ajedrez; las búsquedas en Google para el ajedrez se han duplicado, las consultas de juegos de ajedrez han aumentado un 250% en eBay, y el número de nuevos jugadores en Chess.com se ha quintuplicado.

“Es un verdadero testimonio de la habilidad de Scott como escritor y cineasta que fue capaz de dar vida ante la cámara al drama y los detalles de las muchas partidas de ajedrez”, dijo el vicepresidente de contenidos de Netflix Peter Friedlander.

“Scott también tuvo una gran ayuda del talentoso equipo de artesanos de la serie. El exquisito uso de los patrones en el vestuario de Beth por parte de la diseñadora de vestuario Gabriele Binder, la partitura de suspenso del compositor Carlos Rafael Rivera, los apasionantes montajes de la editora Michelle Tesoro, las vibrantes elecciones del diseñador de producción Uli Hanisch que aparecen en la pantalla en cada escena y el director de fotografía Steven Meizler, cuyo trabajo transformó cada partido en un drama desgarrador”, agregó.

La reacción de Anya Taylor-Joy fue inmediata y concreta: una serie de emojis con la carita de sorpresa total.