Image default

Gallardo, de la soledad en la ida a un pedido especial para la seguridad contra Boca en la revancha

El técnico de River contó lo que sintió al ver la primera final solo en una habitación sin poder acompañar al equipo en la cancha y expresó: “Es una sensación feísima, pero traté de bancármela”. Sobre la requisa que sufrieron en el vestuario de la Bombonera sólo se limitó a decir: “Les pido a las autoridades que no se lo hagan a Boca, por favor. ¿Qué pueden tener en los baúles? No lo hagan. River no necesita que hagan eso”.

El entrenador de River, Marcelo Gallardo, consideró que “fue una sensación horrible y feísima” no haber podido ir a la Bombonera por la sanción de Conmebol y calificó de “chiquitaje absurdo” a quienes criticaron su festejo en un balcón del estadio Monumental el cual explicó que fue “algo espontáneo para compartir con la gente”.“No ir a la cancha fue una sensación horrible, una sensación que no se la deseo a ningún entrenador del mundo. Una cosa es que no te dejen entrar al campo de juego y otra cosa apartarte de un episodio como este”, señalo.En una conferencia de prensa que brindó luego del entrenamiento matutino en el River Camp, Gallardo añadió: “La situación fue feísima, pero traté de asimilarla de la mejor manera y bancarmela”.

“Fue angustia lo que sentí porque me pareció muy exagerado que me quiten la posibilidad y me priven de la libertad de ir al estadio y estar con mi equipo. Es horrible la sensación de no poder estar con tu equipo en un partido tan importante”, aseveró.

Sobre el video que se viralizó festejando con simpatizantes que estaban en el “Monumental” después del empate 2 a 2 ante Boca, fue claro: “No fue una explosión, fue un desahogo de lo que había vivido, no busquemos cosas raras”.

“Me manifesté de manera espontánea porque quería compartir con la gente que alentaba allí y porque el equipo había respondido de buena manera. Fue una expresión de sentir que el equipo había respondido de buena manera en una cancha complicada y en un partido decisivo”, manifestó.

Asimismo comentó: “Tenía una sensación muy linda de sentirme representado por el equipo y por mi equipo de trabajo. Tanto yo como mis jugadores nos debemos a los hinchas. Fueron dos días en los cuales la gente se expresó para acompañar, bancar y sostener al equipo emocionalmente”.

• “El chiquitaje absurdo, la mediocridad de los demás es problema de los demás”.

Acerca del tema de su festejo Gallardo dijo además: “Me pareció bien que como protagonistas le devolviéramos el saludo a la gente, después el chiquitaje absurdo, la mediocridad de los demás es problema de los demás. Tenemos ida y vuelta con la gente y tenemos que sostener eso”.

“No creo que los jugadores de Boca digan ´mira lo que hicieron, vamos a ir a jugar con mas rabia´, no se van a agarrar de ese chiquitaje. Eso queda para lo externo, para esos que quieren generar cosas que el hacen daño al fútbol. Los jugadores no se van a dejar llevar por estas cosas absurdas que salen”, agregó.

Gallardo comentó también “Hay una gran unión entre los hinchas y los jugadores, ya sabemos como va a estar el Monumental en la vuelta. Va a ser un partido de emociones muy grande, ojalá podamos devolver eso en la cancha”.

Luego, al ser consultado acera de la requisa en el vestuario de River previo al partido, el técnico declaró: “Fue muy preciso lo que dijo Rodolfo (D´Onofrio) y es el mismo pensamiento que tengo yo. Me sumo a lo que dijo el presidente acerca de lo que pasó en cancha de Boca”.

El mandatario de River había dicho: “Fue desmesurado, fuera de lugar, una requisa con perros, algo agresivo, no tiene ninguna lógica. Les pido a las autoridades que no se lo hagan a Boca, por favor. ¿Qué pueden tener en los baúles? No lo hagan. River no necesita que hagan eso”.

• Sin indulto.

La Cámara de Apelaciones de la Conmebol rechazó el recurso presentado por River y ratificó que Marcelo Gallardo deberá cumplir tres fechas de suspensión.

Así lo supo la agencia NA de fuentes cercanas al organismo que rige los destinos del fútbol sudamericano.

Con este escenario, Gallardo no podrá estar en el banco de suplentes en la revancha ante Boca, el sábado 24 a las 17:00, aunque sí tendrá la posibilidad de ingresar al Monumental, algo que tuvo prohibido en la Bombonera.

El “Muñeco” no podrá tener ningún tipo de comunicación con su cuerpo técnico ni acceder al vestuario y tampoco dar la conferencia de prensa post partido.

En el partido de ida, Boca y River igualaron 2 a 2 y el ganador de la Copa Libertadores de América se definirá en el Monumental.

Si bien el “Millonario” puede apelar la sanción ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), todavía no existe una decisión tomada del equipo de abogados que lidera Gonzalo Mayo.

En caso de ganar la Libertadores, el castigo para Gallardo no se hace extensivo para el Mundial de Clubes debido a que es una competencia organizada por FIFA y la determinación sobre el entrenador fue tomada por Conmebol.

Gallardo fue sancionado por el organismo que rige los destinos del fútbol sudamericano debido a que, a pesar de tener una fecha de suspensión, utilizó un handy para comunicarse con sus ayudantes en la revancha frente a Gremio, por las semifinales.

En ese partido, además, ingresó al vestuario en el entretiempo y una vez finalizados los noventa minutos a pesar de tenerlo prohibido.

Por tal motivo, Conmebol le aplicó cuatro fechas de suspensión con la particularidad que la primera incluía la veda para concurrir a la cancha de Boca.