Image default

Fusilan a dos jóvenes que iban a jugar un partido de fútbol

Les dispararon al menos 20 tiros desde un auto en Malvinas Argentinas. Creen que se trató de un ajuste de cuentas, aunque no descartan que los hayan matado por error.

El ataque fue directo, a quemarropa, y tuvo como víctimas a dos jóvenes que terminaron fusilados de varios balazos en una esquina del sur del conurbano bonaerense. Ocurrió todo tan rápido y de manera tan violenta que los investigadores descartaron casi de plano la hipótesis de un doble homicidio durante un robo.

“Por ahora hay dos hipótesis sobre el episodio. La primera es que se trató de un ajuste de cuentas, posiblemente vinculado a la venta de drogas, aunque es posible que los atacantes se confundieron de personas y abrieron fuego contra dos blancos que no eran los que buscaban. La otra posibilidad es que el crimen haya sido cometido en el marco de un problema personal”, dijeron ayer a la prensa fuentes del caso.

El hecho se registró a las 20.30 del domingo en la denominada villa Betharram, ubicada en Macedonio Rodríguez y Quebracho, en el barrio Malvinas Argentinas, Almirante Brown.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que las víctimas –identificadas como Gonzalo Javier Torres (28) y Alejandro Fauva (20)– estaban paradas en esa esquina. Su plan era ir desde allí a jugar un partido de fútbol con unos amigos.

De acuerdo a los testigos, en ese momento, un Renault Sandero gris llegó al lugar, y desde adentro del vehículo entre dos y tres hombres comenzaron a dispararles a la vez y sin decir nada. No hubo gritos ni advertencias que pudieran dar alguna pista de los motivos a los investigadores.

De acuerdo a los primeros informes médicos, uno de los muchachos recibió diez balazos y otro al menos cinco, por lo que ambos fueron trasladados de urgencia al hospital de Monte Grande, donde murieron como consecuencia de las lesiones sufridas.

Agentes policiales de la Jefatura Departamental Almirante Brown fueron alertados y comenzaron a recabar datos a través de los testigos con el objetivo de identificar a los atacantes. Y se sospecha que podría tratarse de gente de la misma zona.

Los investigadores descartaron que se hubiera tratado de un intento de robo y buscan confirmar si se trató de un ataque por algún problema personal de las víctimas o si los confundieron con otros jóvenes.

El doble crimen está a cargo por el fiscal José Luis Juárez, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial Lomas de Zamora, quien ordenó que se hagan la autopsias.