Image default

Francisco: “La diginidad no se toca”

El Papa Francisco visita el Centro Penitenciario Femenino de Santiago, y es la primera vez que un pontíifice visita la cárcel de mujeres.

El evento se realizó ante una gran cantidad de gente que se agolpó en las calles para ver su paso escuchándose gritos de “gracias Papa, por visitar a los más excluidos”.

“Estar privadas de la libertad no significa perder la esperanza”, señaló el Pontífice en su mensaje a las prisioneras.

En cuanto a las internas, lo recibierno con cánticos especialmente preparados y se espera que se lanzen 81 globos blancos en memoria de los presos que murieron calcinados el 8 de diciembre de 2010 en la prisión de San Miguel.

La capellana del Centro Penitenciario femenino, Nelly León, agradeció la visita del Papa y denunció que “en Chile se encarcela la pobreza”.

El pontífice resaltó la importancia de reconocer los errores. Desde la Iglesia Católica hasta cualquier persona.”Pedimos perdón a todos los que herimos por nuestros delitos. Todos tenemos que pedir perdón, eso nos humaniza”, señaló.

“Estar privadas de su libertad no es sinónimo de perder esperanza. No quiere decir dejar de soñar. No es lo mismo que estar privados de la dignidad. Eso no se toca, se cuida, se custodia”, aseveró el Papa. Y remarcó la importancia de mirar adelante y no perder la fe durante el camino.

Con respecto a la reinserción, Francisco manifestó que la sociedad está obligada a volver a aceptarlas. “Una condena sin futuro, no es una condena. Es una tortura. Ustedes tienen la capacidad de salir adelante“, manifestó ante las 620 reclusas.

http://px.cdn.lanueva.com/012018/1516133186699.JPG