Image default

Facundo Moyano: “No queremos una ley para que el Presidente la vete, sino una que proteja a los trabajadores”

El diputado nacional por el Frente Renovador salió duro y al pie a responder las críticas que el ala kirchnerista le hizo porque no bajó para dar quórum a la sesión especial en la que buscaban tratar la Ley antidespidos.  Duras críticas a Kicillof.

“Yo soy Moyano de apellido, hubo una movilización con 300 mil trabajadores, no me interpela Hugo Moyano, que cerró la marcha, y me interpela Axel Kicillof, que hace cuatro meses nos trataba de golpista y de desestabilizadores cuando hacíamos un paro o sesiones especiales para tratar temas relativos al trabajo”, expresaba.

Cabe recordar que Moyano, legislador de origen sindical del Frente Renovador decidió no bajar al recinto en concordancia con la postura tomada por Sergio Massa, quien lidera el espacio a nivel nacional. Pero, en disonancia con Héctor Daher, el otro legislador de la fuerza que también tiene raíz sindical, y que sí se sentó en su banca dando lugar a especulaciones y a rumores de rupturas en el bloque massista. Rupturas que, al menos aún, no se habrían cristalizado.

Moyano ratificó hoy, en declaraciones a Radio 10, que su espacio no busca “una ley para que el Presidente la vete, sino una ley que le sirva a la sociedad y proteja a los trabajadores”.

Asimismo, defendió los cambios que quieren aplicarle al proyecto que originalmente impulsó el kirchnerismo, que niega esa posibilidad, al decir que buscan que “el proyecto sea retroactivo”, recordó que “hay jurisprudencia” y que buscan “impulsar algunas modificaciones, no en términos de dilación, sino que los trabajadores que fueron despedidos al inicio del tratamiento del proyecto en el senado sean reincorporados”.

Y como para no dejar lugar a dudas sobre las razones que motivaron su ausencia en la frustrada sesión especial del jueves pasado en la Cámara de Diputados, Moyano argumentó que decidió no prestarse “a la especulación política del Frente para la Victoria”, cuando “hay tiempos formales para la discusión, en la sesión ordinaria de la semana que viene”. “Cuando hay una sesión convocada, ¿hay necesidad de pararse en un escenario de especulación política?”, planteó el dirigente massista,