Image default

Fabiana Tuñez: “Vamos a tener una política integral y federal sobre la violencia de género”

En lo que va de 2016 hubo 21 femicidios, con lo que la funcionaria aceleró el Plan Nacional para Prevenir, Sancionar y Erradicar la violencia contra las mujeres. La inserción nacional y las nuevas funciones de la línea 144.

A dos meses de asumir al frente del Consejo Nacional de las Mujeres, la activista feminista Fabiana Tuñez adelantó que en mayo espera poder presentar el Plan Nacional para Prevenir, Sancionar y Erradicar la violencia contra las mujeres, previsto en la Ley 26.485 y que nunca se llegó a delinear. “Los femicidios no se van a acabar pero vamos a tener una política pública integral, federal y transversal para trabajar en la prevención y la atención de las víctimas”, señaló Tuñez en una entrevista de Página/12. En lo que va de 2016 hubo 21 femicidios en el país, según el registro que lleva la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. La fundadora de La Casa del Encuentro anunció que el Programa Ellas Hacen, del ministerio de Desarrollo Social, que incorpora en cooperativas a mujeres en situación de vulnerabilidad, especialmente a sobrevivientes de violencia machista, “sigue en pie y se va a ampliar para extenderlo a todas las provincias”. También contó que la línea gratuita 144 además de brindar orientación sobre lugares de atención y denuncia, ahora hace seguimiento de los casos.

“Estamos trabajando con una mirada federal”, dijo Tuñez. “Ya nos reunimos con los espacios de género de todas las provincias y con más de 80 organizaciones de todo el país, para evaluar necesidades y realidades de cada lugar, logros y desafíos”, detalló. Ayer recibió a las delegadas de los consejos provinciales de la mujer de las 24 provincias, la primera reunión de esas características, que estuvo encabezada por la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley. Durante el encuentro se presentaron los ejes de la nueva gestión.

El diseño e implementación del Plan Nacional es uno de sus objetivos primordiales para el 2016, dijo Tuñez. “La Ley 26.485 es una gran escalera. Le falta el primer escalón. Sin ese escalón es muy difícil trabajar en forma federal, transversal e integral. Tenemos además la Ley de patrocinio jurídico gratuito para las víctimas que se aprobó a fin de año en el Congreso y debe implementar el Ministerio de Justicia de la Nación. Son dos herramientas fundamentales para pensar una política pública contra la violencia machista”, apuntó la titular del CNM.

El organismo tiene un presupuesto escaso: apenas 16.763.000 pesos. La nueva gestión encontró que en los últimos años se subejecutó. El último presupuesto, de 2015, se ejecutó en apenas un 60 por ciento. “Vamos a trabajar fuertemente para que el presupuesto del año próximo sea mayor”, se ilusiona Tuñez. El CNM debería ser el órgano rector de las políticas de género que lleven adelante los distintos ministerios.

Para la elaboración del Plan Nacional “ya empezamos a trabajar”, indicó Tuñez. “En una segunda etapa vamos a tener reuniones con expertas de distintas áreas” para sumar su mirada y “después vamos a articular con los ministerios” que tengan incumbencia. Otra de sus preocupaciones, señaló, es la terminación de 13 refugios para víctimas de violencia machista que comenzaron a construirse durante la gestión kichnerista y los encontraron sin finalizar.

Tuñez contó que desde el CNM van a convocar “mesas de trabajo”. “Empezamos con familiares de víctimas de violencia machista, por un lado, y con sindicalistas de espacios de género de los gremios sobre el tema de la trata, por otro. Queremos convocar a referentes de universidades para avanzar con el fortalecimiento educativo. Creemos que las capacitaciones en estas temáticas tienen que estar enmarcadas en las realidades locales y regionales de cada lugar”, agregó.

Sobre los cambios implementados en la Línea 144, informó que se ampliaron sus funciones: ya no solo orienta y deriva, sino que se incorporó un equipo de especialistas que realiza el seguimiento de la situación de las mujeres que piden ayuda. “Estamos también haciendo un cambio del software para que podamos elaborar también informes cualitativos además de registros cuantitativos de los llamados que se reciben”, indicó. También está tratando de dar respuesta a sobrevivientes o familiares en casos puntuales.

Por Mariana Carbajal