Image default

España prohíbe fumar al aire libre y cierra las discotecas de todo el país

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, tomó las medidas en una reunión de urgencia con los responsables del área en todas las comunidades del país.

Por primera vez en democracia, todas las comunidades autónomas adoptarán el mismo plan de medidas coordinadas en materia de salud. El acuerdo ha sido posible después de la reunión mantenida este viernes por Salvador Illa y los consejeros de Sanidad regionales ante el incremento de contagios por Covid. Destaca la prohibición, a nivel nacional, de fumar al aire libre si no se garantiza la distancia de seguridad.

Esa medida estaba incluida en un informe de la Comisión de Salud Pública recibido por los gobiernos autonómicos a principios de julio, pero había sido ignorada hasta ahora. La decisión del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de aplicarla en la Xunta, se hace ahora extensiva a toda España.

La prohibición de fumar en la calle si no existe distancia de seguridad es una de las once medidas acordadas por Sanidad y las comunidades autónomas. Un la rueda de prensa posterior a la reunión, Illa también ha confirmado el resto de restricciones, donde también destaca el cierre de discotecas, bares de copas, y salas de conciertos.

Para el sector de la hostelería, se exigirá la distancia mínima de 1,5 metros entre mesas y la limitación de 10 personas por mesa. Además, el horario de cierre de estos establecimientos será a la 1 de la madrugada, quedando prohibido recibir nuevos clientes a partir de las 12 de medianoche.

En las residencias de ancianos, se establece la obligatoriedad de realizar PCR a los nuevos ingresos o a los trabajadores que vuelvan de sus días de descanso. También se limitan las visitas de una hora diaria y de forma escalonada. Esta restricción podía levantarse para despedirse de familiares que estén en el proceso final de sus vidas.

Para eventos multitudinarios, Illa destacó la necesidad de realizar una valoración de riesgo previa a la aprobación de ese evento. El ministro recordó la prohibición de los botellones y de tomar alcohol en la calle. Ha insistido en la necesidad que los ayuntamientos adopten los procesos sancionadores oportunos contra los que se salten dicha prohibición.

Por último, y en cuanto a los núcleos poblacionales más castigados por la incidencia del virus, se ha pactado hacer cribados a través de la realización de test PCR para detectar, o descartar, más contagios.

Illa, además, anunció la aprobación de tres recomendaciones a nivel nacional: priorizar los encuentros con familiares; participar en reuniones sociales de un máximo de diez personas, y la realización habitual de PCR en las residencias. Finalmente, insistió en el recordatorio de cumplir todas las medidas ya aprobadas.