Image default

Escapó de un control vehicular y gendarmes lo balearon por la espalda

El hecho ocurrió cuando un joven que iba en moto fue detenido por este operativo y al no frenar un agente lo persiguió varias cuadras hasta frenarlo de un tiro.

Según confirmaron fuentes judiciales a la agencia Noticias Argentinas, los efectivos de esa fuerza implicados se presentaron espontáneamente este miércoles a declarar ante el magistrado, quien ordenó que dejaran sus armas para que sean peritadas.

Asimismo, el juez les prohibió salir del país y les impidió permanecer fuera de su casa por más de 24 horas.

Sin embargo, no trascendieron las declaraciones de los gendarmes, ya que el magistrado ordenó el secreto de sumario en la causa.

El hecho que se dio a conocer este miércoles ocurrió el pasado domingo en cercanías a la Plaza Montiel, en el cruce de Saladillo y Bolonia, cuando el joven Nahuel Sala, iba en su moto y los gendarmes -que ya fueron apartados de sus cargos- se encontraban realizando un control vehicular.

Cuando el joven pasó cerca del puesto de control, los gendarmes le hicieron seña para que se detuviera, pero el joven aceleró la moto y se escapó del lugar.

Tras la huida, los gendarmes habrían comenzado a perseguirlo durante varias cuadras y en un momento determinado, le dispararon.

Una de las balas alcanzó al joven en el riñón, por lo que permanece internado en el Hospital Gandulfo, donde fue intervenido quirúrgicamente.

La familia del chico denunció el ataque y dijo que el joven no llevaba ningún tipo de armas.

“Tenía algunas multas y creyó que si volvían a detenerlo le iban a sacar la moto. Por eso aceleró y se fue”, dijo Osvaldo, el padre de la víctima, en declaraciones al canal de noticias C5N.

En tanto, los gendarmes sospechados fueron separados de sus cargos hasta que la justicia determine la responsabilidad que tuvieron en el hecho.

El caso está siendo investigado por el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, que este miércoles dictó el secreto de sumario de la causa y hasta el momento no tomó ninguna determinación con respecto a los gendarmes, a quienes ya les tomó declaración indagatoria.

La causa está caratulada como ‘tentativa de homicidio’, y la justicia solicitó testigos del hecho para que aporten sus testimonios al expediente.