Image default

Escándalo de prostitución y estafas en Trelew involucra al comisario Alejandro Pulley

El jefe de la Policía del Chubut, Juan Ale, confirmó -en conferencia de prensa -que el comisario Alejandro Pulley, jefe de la Unidad Regional de Trelew, será desplazado de su cargo.

La justicia de Chubut llevó adelante ayer 27 allanamientos en el marco de una causa judicial por la presunta constitución de una asociación ilícita para cometer delitos que incluían, desde estafas en la compra y venta de automóviles, hasta el manejo de caja de la prostitución.

Durante los procedimientos se detuvo a tres personas, de las cuales una es un oficial de Policía y otra es un ciudadano colombiano. La investigación también derivó en la investigación al comisario mayor Alejandro Pulley, ya exjefe de la Unidad Regional de Policía de Trelew por el presunto delito de cohecho.

Según informó ayer la Fiscalía de Comodoro Rivadavia, se investigaría el accionar de Pulley cuando era jefe de la Comisaría Primera de Policía de la ciudad petrolera, ante la presunta acción de protección a personas que ejercían la prostitución en departamentos VIP de esa localidad del sur chubutense.

La investigación por estos hechos se inició a partir de violentos enfrentamientos entre integrantes de familias zíngaras por episodios ligados a la compra y venta de vehículos, en particular camionetas y cuyo origen tiene dos años de antigüedad.

En los procedimientos realizados durante la mañana de ayer en Comodoro se detuvo a tres personas: un oficial de la Policía del Chubut, identificado como Pedro Benitez; un ciudadano colombiano identificado como Juan Carlos Cuellar Gamboa y una mujer de apellido Ferreira Almada, en tanto se libró la orden de detención para un cuarto integrante de este grupo que se mantiene en situación de prófugo.

Los fiscales indicaron que se estaría ante una posible asociación ilícita para llevar adelante varios delitos, especialmente la concreción de episodios de presunta estafa en comercialización de vehículos, pero donde también algunos de sus integrantes estarían vinculados con el manejo de fondos de la prostitución.

De los 27 allanamientos realizados en las últimas horas, 22 fueron en el sur de la provincia, y los otros cinco en Trelew.

Sobre la situación del policía detenido se sabe que en su momento prestaba servicios en la comisaría primera de Comodoro Rivadavia, pero fue separado de su puesto, pese a lo cual la Fiscalía continuó investigando su accionar hasta su detención.

La causa de la investigación por presuntas estafas en la comercialización de vehículos derivó hacia otros ílícitos, entre ellos el manejo de fondos derivados del ejercicio de la prostitución en departamentos VIP de esa urbe petrolera chubutense.

A raíz de las pesquisas realizadas hace algunos meses, se determinó la posible vinculación del comisario mayor Omar Alejandro Pulley, actual jefe de la Unidad Regional Trelew de Policía, con la protección de algunos casos de prostitución a cambio de dinero.

Los fiscales ratificaron que los allanamientos producidos en la ciudad valletana (entre ellos el domicilio del comisario mayor y la sede de la Unidad Regional trelewense en pleno centro de la ciudad) estuvieron dirigidos a colectar documentación y elementos que pudieran reforzar la hipótesis, además de que se dictaron medidas restrictivas para el funcionario policial.

Los funcionarios judiciales confirmaron que los hechos por los cuales se investiga a Pulley ocurrieron cuando el oficial superior policial era titular de la Seccional Primera de Comodoro Rivadavia y que hoy a las 13 se realizará la apertura de investigación por el presunto delito de cohecho.

Es importante destacar que ayer en horas de la mañana y en pleno proceso de los procedimientos judiciales en la zona, Alejandro Pulley se presentó espontáneamente en la Oficina Judicial de Trelew para ponerse a disposición de la Justicia.

Fue notificado del proceso en cuestión y hoy a las 13 en la sede tribunalicia de Trelew y por videoconferencia con Comodoro Rivadavia, participará de la audiencia de control de detención en compañía de su abogado defensor, Matías Cimadevilla.