Image default

En Polonia denuncian a Página/12 por hablar del colaboracionismo nazi

Una ONG acusa al periódico de violar una reciente ley que sanciona a quien relacione a los polacos con la represión nazi de la II Guerra.

En lo que podría ser un verdadero escándalo internacional, el diario Página/12 se convirtió este viernes en el primer medio del mundo en recibir una denuncia por parte de Polonia al utilizar una polémica ley que prohíbe vincular al Estado o al pueblo de ese país con los crímenes del Holocausto.

Según reportan agencias y diarios europeos, la Liga Polaca contra la Difamación (RDI) -ONG cercana al gobierno conservador del presidente Andrzej Duda- denunció al medio argentino por una nota publicada en diciembre de 2017, en la que el psiquiatra Federico Pavlovsky describe el “asesinato colectivo” conocido como la Masacre de Jedwabne, en la que más de 340 polacos de religión judía fueron asesinados.

La matanza suscitó diversos actos políticos en 2001 y 2011, en la que los entonces presidentes polacos Aleksander Kwasniewski (2001) y Bronislaw Komorowski (2011) pidieron perdón por las atrocidades cometidas a manos del oficiales polacos cercanos al régimen nazi.

Allí, según el autor, se produjo “uno de los hechos más crueles e increíbles que registra la Segunda Guerra Mundial”. La nota de Pavlovsky brinda detalles de cómo “mil quinientas personas mataron o vieron matar a otras mil seiscientas”.

Según el autor, esto fue “un crimen colectivo realizado por una comunidad de vecinos, de individuos ‘comunes’, en donde la mayoría de los hombres participaron activamente, y el resto observó de forma pasiva pero cómplice”.

Como informaron las agencias de noticias AFP y EFE, la RDI acusa a Página/12 de haber hecho una “manipulación” con el objetivo de “dañar a la nación polaca y la imagen de los soldados polacos”y de tratar de “engañar conscientemente” a sus lectores para hacer “creíble la tesis del antisemitismo polaco”.

Para la ONG europea, la publicación “es un abuso deliberado para confirmar ante los lectores (la tesis del) antisemitismo polaco” y “demostró una enorme negligencia respecto a la historia”. “Debería pedir perdón oficialmente a todos los polacos”, exhortó.

La polémica ley polaca sobre la cual se basa la RDI prevé multas y hasta tres años de prisión para quien use la expresión “campos de concentración polacos” al referirse a los centros de exterminio construidos por las fuerzas nazi en la Polonia ocupada, entre otras cosas.