Image default

En el año electoral, el Gobierno busca acercar posiciones con Carrió

Luego de los cortocircuitos de los últimos tiempos, el gobierno prepara reuniones con Elisa Carrió para enero y así discutir la estrategia electoral; “Se va a hablar de todo”, adelantaron las fuentes

El Gobierno intentará limar asperezas con Elisa Carrió y prepara una serie de encuentros de trabajo que se desarrollarán en enero. Las reuniones buscarán acercar posiciones y discutir la estrategia electoral de Cambiemos frente a la elección presidencial de 2019, en la que Mauricio Macri irá en busca de un nuevo mandato.

Las reuniones se llevarán adelante en los primeros días de enero y participarán referentes del espacio como el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Durante 2018, las tensiones entre la Casa Rosada y la diputada incluyeron acusaciones contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, y fuertes críticas al nuevo nuevo protocolo de uso del arma de fuego. “Hiere los derechos humanos, no vamos a ir al fascismo“, señaló por aquellos días. Son solo dos de los ejemplos del foco de conflictos entre las partes.

“En los próximos días habrá reuniones para aproximar posiciones respecto de la estrategia electoral y las cuestiones centrales de gobierno. Es sano que podamos debatir fuerte adentro y que la sociedad lo conozca”, indicó a radio La Red el legislador porteño por la Coalición Cívica, Hernán Reyes.

En los últimos días, Carrió utilizó su cuenta de Twitter para dejar en claro que tiene intensiones de bajar la tensión con el Gobierno y publicó una imagen en la que se la ve rodeada de referentes del oficialismo como la gobernadora Vidal y Peña.

“Estamos todos trabajando juntos. Un beso grande y feliz Navidad!!”, fue el mensaje que publicó Carrió junto a una imagen en donde la acompañan también Rodríguez Larreta; la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley y el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai.

Aunque quienes rodean a la diputada desmienten una pelea, hace tiempo que Macri y Carrió no hablan. Hay quienes sostienen que el Presidente está molesto por la manera en la que la líder de Cambiemos efectuó sus críticas, en especial la última de ellas.

“Nosotros somos Cambiemos, pero no somos corruptos, que también los hay en Cambiemos”, señaló durante una cumbre de la CC-ARI en Ezeiza. Otro de los ejemplos que preocupó y ocupó al jefe de Estado es la feroz pelea que mantiene con Daniel Angelici, a quien acusa de ser un operador del Gobierno en Comodoro Py. Aunque la lista de cuestionamientos hacia el presidente de Boca es extensa.

“Nosotros somos Cambiemos, pero no somos corruptos, ni cómplices, no tenemos nada que ver con la mafia del fútbol, estamos en contra del financiamiento de empresas a los partidos políticos, defendemos los derechos humanos de todos y cada uno y la no violencia; nosotros nunca vamos a ser fascistas”, disparó Carrió durante un acto realizado en Ezeiza.

De esta forma, el oficialismo intentará mostrarse más unido que nunca frente a una elección que asoma compleja y que podría tener a Cristina Kirchner como la principal candidata opositora. En este tramo Carrió tiene una carta a su favor: nadie puede negar que la diputada defendió al Gobierno en los momentos más difíciles de la gestión, como en la escalada del dólar. Incluso la diputada se jugó parte de su credibilidad al asegurar que el dólar se mantendría en torno a los $23. “Yo no miento“, afirmó. Semanas después la moneda extranjera superaría, incluso, los $41.