Image default

En Comodoro Rivadavia hay agua contaminada

Amplia repercusión tuvo el caso difundido por el Diario Jornada respecto a los controles del agua potable en Comodoro Rivadavia. El informe exclusivo determinó que pese a la desmentida inicial de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada respecto a los controles bacteriológicos realizados, se advertía la presencia de altos valores de contaminación. Por eso un inspector recomendaba “purgar” parte de la red que abastece a dos barrios de la zona norte, Ciudadela y Próspero Palazzo. No sólo se ratificó la denuncia en cuanto a la calidad del agua que se consume sino que la propia SCPL y el intendente Carlos Linares confirmaron la detección de casos graves de toxicidad.

Restan conocer resultados de los análisis del agua realizados en la zona sur, no descartándose otros posibles casos positivos. Se trataría de la bacteria Escherichia Coli y que afectaría de manera directa la salud de la población por tratarse lisa y llanamente de una filtración de materia fecal con agua.

La SCPL no detalló los trabajos a realizar para normalizar el abastecimiento en los sectores en riesgo ni presentó informes técnicos que expliquen el incidente considerado “poco común” por los especialistas y en alguna instancia atribuible a un error humano o al “sabotaje” de instalaciones, como dejó entrever el secretario de Salud de la Municipalidad, Carlos Catalá.

Lo cierto es que los casos de gastroenteritis aumentaron en la última semana según números difundidos por los Centros de Salud dependientes del municipio. El tema se planteará mañana en el Concejo Deliberante donde fueron convocados representantes del Instituto Provincial del Agua para exponer el caso y tomar por parte de Provincia los recaudos necesarios para evitar nuevos casos graves de contaminación.

Se difundieron medidas preventivas con refuerzos de higiene hogareña: no manipular alimentos crudos, lavarse las manos de manera reiterada y evitar el agua de la red domiciliaria sin hervirla, saneándola con dos gotas de lavandina por cada litro.

“Hay que procesar el agua antes de ingerirla. Más aún si vamos a manipular alimento o elementos de bebés, como la mamadera, tetinas, chupetes y ese tipo de cosas. Es importante que al agua hervida igual se le agregue un poco de vinagre para lavar las verduras crudas y es muy importantes la higiene de las manos, luego de ir al baño o cambiar un pañal”, destacó Catalá.

Versión oficial

Linares, en conferencia de prensa, detalló resultados de los análisis de agua realizados por el Laboratorio municipal y que arrojaron como resultado la presencia de la bacteria Escherichia Coli.

“La comunidad debe estar atenta a las informaciones oficiales. Cada vez que tengamos novedades como estas, las vamos a decir. Nos enteramos de este caso hoy –por ayer- por la mañana e hicimos las cosas como se debe”, indicó.

Confirmó comunicación con el presidente del Consejo de Administración de la SCPL, Gabriel Tcharián, en relación a los informes de control periódico que hace el municipio sobre el agua. “No hay que poner a la ciudad en riesgo porque estas cosas se pueden prevenir”, advirtió Linares.

“Tenemos que determinar cómo se dio la contaminación, no podemos dar mayores precisiones pero lo bueno es que tenemos controles periódicos, en un diagrama como tiene nuestra ciudad en la cual tenemos agua que proviene de distintos lugares. Hay que hacer prevención y según como nos vayan dando los resultados, vamos a ir avisando”.

Comunicado

La SCPL informó a la comunidad que de acuerdo al control periódico de calidad de agua potable llevado a cabo por el Laboratorio de Aguas de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, los resultados preliminares de las muestras realizadas el 25 de abril, en la zona norte de la ciudad, dieron valores fuera de los límites admisibles establecidos por el Código Alimentario Argentino.

Consejos

Según la comunicación oficial, estos resultados son atípicos en la prestación del servicio de agua potable de la institución.

“Es decir, nunca los muestreos arrojaron estos valores en la calidad del agua, lo que nos obligó a actuar de manera inmediata para subsanar esta situación, e investigar las circunstancias que ocasionaron este inconveniente”.

Pidió a la población la desinfección casera del agua antes del uso doméstico: dos gotas de lavandina por litro de agua y dejarla reposar 20 minutos; hervir el agua, limpiar y desinfectar los tanques de reserva domiciliaria cada seis meses.