Image default

Empresarios de España se entusiasman por el nuevo clima de negocios con la Argentina

Restablecer relaciones con España es el objetivo del gobierno argentino para incrementar y movilizar más inversiones de quien es su segundo inversor en el país y la visita de tres ministros en los últimos seis meses a España está ayudando a dinamizar el contacto con empresarios e inversores ibéricos, interesados en internacionalizar sus negocios hacia la Argentina, incluso, con aquellos que miraban de reojo al país tras la nacionalización de YPF.

“Ha habido un cambio radical: hoy el clima es totalmente favorable y de apertura, nos están facilitando el camino; el embajador Ramón Puerta nos llama prácticamente todas las semanas y ya nos han visitado tres ministros, aunque al principio mi desconfianza era grande por lo sucedido con YPF, dejo constancia de que éste, es otro tiempo”, dijo a Télam José María Druille, director del consorcio Aerum Austral, empresa española especializada en servicios de seguridad aéreos, en proceso de licitación en la Argentina.

El primero en sostener reuniones con inversores y empresarios en la capital ibérica a mediados de mayo pasado fue el ministro de Turismo, Gustavo Santos, quien estuvo acompañado muy de cerca por Juan José Hidalgo Acera, un empresario español dueño de Globalia, el primer grupo turístico español al que pertenecen empresas como Air Europa y Halcón Viajes, y por el Embajador argentino ante el Reino de España, Ramón Puerta.

A fines de mayo, hacía lo mismo el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, quien luego del congelamiento de las relaciones a raíz del caso YPF, pidió a los empresarios que “España compita con EE.UU. por ser el primer inversor extranjero en la Argentina”.

Este mismo mensaje fue reiterado durante esta semana por el ministro de Producción, Francisco Cabrera, ante periodistas y empresarios en una jornada maratónica de encuentros en Casa de América primero, y en la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) a mediodía, en el Instituto de la Empresa (IE) y, finalmente, en una cena el 24 de octubre pasado, en la residencia del embajador Ramón Puerta.

“Contamos con 13 clientes multinacionales que estudian la internacionalización hacia Argentina; pero básicamente estamos en fase de licitación con uno de ellos. Como sabéis allí, el gobierno argentino está muy interesado en el desarrollo de la seguridad: el control de fronteras, del narcotráfico, de zonas de marítimas de pesca, y ahora mismo estamos llevando uno de nuestros proyectos de seguridad aeronáutica: un software específico para zonas conflictivas desarrollados por la multinacional italiana Tecnam Aviation, una empresa que se dedica a integrar sistemas para la vigilancia marítima en plataformas aéreas con 40 años de experiencia en la industria aeronáutica y más de 10 años en vigilancia marítima”, prosigue Gastón Druille Schang, otro de los asociados de la consultora internacional con sede en Madrid y oficinas en Buenos Aires.

“Los software vienen integrados en aviones construidos por el grupo Indra. Se trata de aviones tripulados con un costo de hora muy inferior al costo de la seguridad aérea tradicional, que asciende a un promedio de u$s 2.000 la hora; este sistema que ofrecemos reduciría drásticamente ese valor hora”, añadió el empresario en diálogo con Télam,

“En este caso estamos ofreciendo un servicio completo ya que también ofrecemos la capacitación del piloto y el mantenimiento del avión y del software”, agrega José María Druille.

Los hermanos Druille, fueron dos de los empresarios que participaron de la cena que congregó a un grupo de inversores, empresarios, fondos de inversión, bancos, presidentes, consejeros delegados y CEOs de multinacionales y políticos del gobierno del presidente Mariano Rajoy.

En esta reunión, Ana Pastor, presidenta del Congreso de Diputados de España, destacó que “la convocatoria lograda en esta cena es una señal clara y concreta, del estado óptimo en que se encuentran las relaciones entre nuestros dos países”.

Pastor estuvo secundada por Jaime García Legaz, Secretario de Estado de Comercio de España; Jesús Gracia Aldaz, Secretario de Estado de Cooperación Internacional Iberoamérica y María Concepción Dancausa, delegada del Gobierno en Madrid.

A su turno, el ministro Cabrera dijo que “una cosa tan fácil de decir y tan difícil de hacer, es lo que intentamos ahora: volver a la normalidad en las relaciones con España y el mundo”.

Enrique Bernal, es otro empresario español con intereses en el país. Es propietario de Agro World Group, una empresa de granos y porotos alubia ubicada en San Miguel de Tucumán, cuya sede central está ubicada en la Plaza de España, en el casco histórico de Madrid.

“Allí (en Argentina) estamos presentes desde hace quince años y seguiremos ampliándonos; la nuestra es una empresa familiar, y somos uno de los más importantes exportadores de legumbres (porotos), y exportamos desde Tucumán hacia Europa, Brasil y el resto del mundo”, le cuenta a Télam.

España importa 20.000 toneladas de poroto blanco cada año, de las cuales, 5.000 son importadas por la empresa de Bernal, mientras coloca otras tantas toneladas a Italia, Francia, Portugal y otros países de Europa.

“Estamos trabajando mucho en apoyar a emprendedores argentinos que tengan proyectos atractivos, con modelos de negocios que funcionan en Argentina, les apoyamos desde la Cámara Empresarial de Argentina en España, comentó a Télam Leandro Sigman Gold, CEO de Grupo Chemo y presidente de CEAES.

“También intentamos que vengan a España con sus proyectos y los puedan desarrollar aquí, y, a la vez, que puedan servirse de España como trampolín para desembarcar en otras zonas de Europa”, agrega.

“Argentina tiene mucho talento, tiene mucha tecnología, tiene proyectos disruptivos, gente que sabe hacer las cosas muy bien, pero que lo que necesita es `escalar sus proyectos´ y nosotros estamos ayudando, acercando mentores, personas que conozcan sus proyectos, ayudando a mover los proyectos con fiscalistas, abogados, expertos que puedan asesorarles un pocos acerca de la implantación de sus proyectos en España”, también.

Por su parte, Trinidad Jiménez, ex canciller española y actual directora de Estrategia Global de Asuntos Públicos de Telefónica de España, expresó a Télam que la empresa “tiene un fuerte compromiso con Argentina y con el resto de América Latina y, cuando ocurrió lo del corralito, decidió quedarse y apostó por el país”.

Telefónica “está muy satisfecha con el resultado de la gestión del presidente Macri: estamos trabajando y dialogando, y también podemos tener algún tipo de diferencia pero que solventamos siempre con el diálogo, y en ese fuerte compromiso que tenemos con el gobierno argentino, tenemos hablado el hecho de seguir con nuestro proceso de inversiones allí”, añadió.

Precisó, sin embargo, que “sólo tenemos que acompasar el momento de llegada de las inversiones cuando sean más favorable determinadas políticas que se tienen que poner en marcha, pero sin duda, nuestro compromiso con Argentina es total”.

“Estamos mirando las oportunidades en el mercado argentino. Ahora estamos yendo a Argentina a convocar una ronda de inversores”, dice a Télam, un empresario español que lleva un fondo de inversión que invierte que compra y vende inmuebles en Alemania, España, Italia y Nueva York y explorará el mercado argentino, que prefiere el anonimato.

“Al principio no me lo creía, pero ahora estoy impresionado con los que estáis haciendo en Madrid, para recrear el vínculo entre mi país y Argentina; el mercado natural de nuestras empresas es Argentina; y mi impresión es que entre los empresarios que están hoy aquí, no sólo hay muchas expectativas sino también inquietud, porque se sabe que los que primeros muevan, luego serán los que mejor se instalarán en Argentina”.

“Argentina es el país por el que preguntan hoy nuestros asociados, pero además de que ellos nos preguntan, nosotros les hablamos sobre Argentina, y promovemos, porque es uno de los países que ahora mismo está en el eje de las acciones de internacionalización”, dice Inmaculada Riera, directora general de la Cámara de Comercio de España, que agrupa como asociadas a casi 6 millones de empresas en todo el territorio español.

“Ahora, Argentina es un país que genera seguridad jurídica y estabilidad, y cualquier empresa, cualquier inversión que inicia un proceso de internacionalización busca esos dos factores que son fundamentales para invertir, y el presidente Macri los está garantizando”, añadió Riera.

“Desde la Cámara de Comercio de España, además, estamos apoyando, sobre todo a las pymes españolas que inician sus proyectos de internacionalización hacia Argentina y a las que están allí, les estamos ayudando para que puedan crecer. Y a esto lo estamos haciendo canalizando fondos europeos hacia los programas de apoyo a la internacionalización a través del programa de Gestión de Fondos Estructurales Europeos y demás proyectos que tiene nuestra cámara”.

“Argentina hoy es una oportunidad; Argentina hoy es seguridad jurídica; Argentina hoy es estabilidad”, asegura Riera.

“Nuestros asociados nos preguntan qué oportunidades pueden tener en Argentina y en qué sectores. Y estas están en infraestructuras, energías renovables, innovación tecnológica, y diversos sectores con componentes de innovación, donde podemos aportar mucho al crecimiento de Argentina y de la economía española también”, precisó.

La Cámara de Comercio de España es el organismo intermedio para la gestión de programas europeos, que fomentan la competitividad y la internacionalización de las pymes españolas”.

Luis Gatti, empresario argentino radicado en Madrid, director del Hotel Emperador en Madrid, también estuvo presente en esa cena.

“Vivo en Madrid desde 2003, nos dedicamos al turismo y a la hotelería, aquí con dos hoteles, y con uno de cinco estrellas en la Avenida del Libertador en Buenos Aires”, dijo a Télam.

“La experiencia K, me desilusionó mucho, pero ahora luego de tantos años veo equipos que vienen a vernos con profesionales que denotan un expertís, con un mandato claro: convocar, integrar, recomponer las relaciones rotas, pero además, y esto es lo más importante: veo que gente bien intencionada”, concluyó.

Por Hebe Schmidt, desde Madrid