Image default

Elisa Carrió oficializó el pedido de juicio político contra Germán Garavano

La legisladora de Cambiemos no tendría quórum suficiente en la Comisión para aprobar el juicio al ministro de Justicia.

Después de varios avisos y amenazas, finalmente ayer a la tarde la diputada nacional Elisa Carrió, acompañada por sus pares de la Coalición Cívica, dio el primer paso formal y solicitó el juicio político del ministro de Justicia, Germán Garavano.

Horas antes, desde la Casa Rosada, el funcionario había recibido el respaldo del presidente Mauricio Macri y también hubo voces a favor de Garavano de parte de diputados del Pro, anticipando que no acompañarán la solicitud de su compañera del interbloque Cambiemos.

El oficialismo buscará ahora reducir los daños hacia adentro de la alianza de gobierno, a los fines de que este pedido de juicio político no derive en una grave crisis político-institucional. “Mal desempeño en sus funciones” es la acusación de CarrióEn el escrito de 24 páginas, vincula a Garavano con el presidente del club Boca Juniors, Daniel Angelici, en distintas maniobras para controlar algunos procesos judiciales o bien, para nombrar nuevos jueces.

“Este juicio no es por los dichos sino por los hechos”, empieza diciendo la solicitud de juicio político rubricada por Carrió y nueve diputadas y diputados de la CC.

A continuación, el escrito desgrana los motivos de la acusación. Recuerda que en momentos que trascendió la posibilidad de que el expresidente Carlos Menem,pese a contar con una condena a 7 años de prisión, sea absuelto por la Cámara de Casación en el juicio por la venta ilegal de armas a Ecuador y Croacia por la morosidad de proceso, se le preguntó a Garavano por “el pedido de desafuero y detención de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en la causa de los cuadernos de las coimas. El ministro manifestó: ‘Nunca es bueno para un país que un expresidente esté detenido o se pida su detención (…)’  señalando que en caso de la exmandataria, ‘no parece bueno el desafuero y la detención’”.

Estos dichos, para Carrió, implicaron “una grave intromisión en las competencias de la Justicia y del Congreso Nacional”.

Carrió fundamenta la acusación en “el antecedente de lo sucedido con la causa de encubrimiento del atentado a la AMIA, y en la cual el ministro no tuvo pudor en intervenir, en una abierta defensa de los exfiscales de la causa del atentado”. Meses atrás, Carrió había criticado la decisión de Garavano de no acusar a los exfiscales Eamon Müllen y José Barbaccia en ese juicio.

Carrió se pregunta “cuál es el vínculo del ministro con el empresario del juego y dirigente de club Daniel Angelici, a quien responde el abogado Cónsole”. Este abogado fue nombrado por Garavano “en el juicio de encubrimiento a la AMIAcon el claro propósito de solicitar la absolución de los exfiscales”, denuncia la diputada.

Y menciona que el abogado Cónsole (otro directivo de Boca) es funcionario del Consejo de la Magistratura porteña y pese a ser incompatible con ese cargo, fue contratado por Garavano para el juicio de encubrimiento de AMIA.

El radical Mario Cimadevilla, antes de dejar una unidad investigativa del caso AMIA, le relató a Carrió que en una conversación, Cónsole “le habría indicado que había recibido instrucciones por parte de Angelici para solicitar la absolución de los exfiscales”.

Sobre la presunta influencia de Angelici en distintos estratos judiciales, Carrió también le apunta a Juan Mahíques, funcionario del ministerio de Justicia y representante del Poder Judicial en el Consejo de la Magistratura nacional,cargo al que habría llegado “por influencia de Angelici”. Casi a modo de anécdota, menciona que Mahíques logró ser autorizado para, pese a sus funciones como funcionario, integrar un tribunal de la FIFA.

Y recuerda que es “hijo del camarista Carlos Mahíques, que el 4 de octubre ha dictado el vergonzoso fallo de absolución de Carlos Menem”.

En la página 17 del escrito, Carrió dice: “nos han llegado versiones”, respecto a que la relación Garavano-Mahíques-Angelici avanzó en “acuerdos indebidos” para “la designación de seis jueces para cubrir la mitad de los juzgados en lo Contencioso Administrativo Federal”.

Se espera que UCR en bloque no apoyará a Carrió, más allá de alguna voz solidaria en soledad. Y desde el Pro ya hubo críticas contra la movida de la líder de la Coalición Cívica.

Para el peronista del macrismo Eduardo Amadeo, la diputada es “una política muy importante, muy interesante, pero como todos nosotros es humana y a veces se equivoca”.

“No tiene ningún fundamento”, la cruzó por su parte el diputado Daniel Lipovetzky, también del Pro.