Image default

El scanner de la Terminal de Esquel no funciona hace dos años

La gerente de la terminal de Esquel, Andrea Rowlands, indicó que se esta trabajando firmemente reacondicionar el predio donde a diario arriban miles de turistas a la ciudad. Destacó que lo primordial seria poder cercar la terminal por cuestiones de seguridad. Indicó además que de esta forma se podría darle utilidad al scanner que hace más de dos años no funciona.

Manifestó que el primer gran objetivo a corto plazo es poner en condiciones la terminal. “Es un edificio de 15 años y presenta algunos deterioros y mi idea es que la terminal sea la puerta de acceso de la ciudad”, dijo y agregó “Quizá se subestimaba a la gente que llega en colectivo y esta es la primer acceso a la ciudad que tiene un turista”, manifestó.

Sostuvo que su intención es poder acondicionar a la terminal de plantas y césped el predio, y le sumó a eso poder poner en condiciones los baños para personas con discapacidad. “Los baños de discapacitados los sanitarios y artefactos necesarios para funcionar como tal”, explicó.

Recordó el gran corte general que tuvo la ciudad hace un par de fines de semanas y la terminal no contaba con luces de emergencias un “generador sería un lujo”, dijo la gerente.

“Dentro de todo el relevamiento que hicimos pusimos un orden de urgencias”, comentó para ahondar Rowlands.

Predio cerrado

Destacó además la importancia de poder cerrar el predio aunque indicó que hay que gestionar para poder lograr esos fondos. “El cerco perimetral es fundamental para el cuidado del capital inmenso que quedan a la noche en la terminal”, dijo y agregó que esta medida también es por cuestiones de seguridad”.

Además señaló que los scanner no funcionan hace dos años aproximadamente.

“Es raro lo que sucede en la terminal porque todos los pasajeros deberían pasar por el scanner y al no tener un cerco todos los que llegan pueden irse por donde quieran”, enfatizó y agregó en este sentido que no existe personal que exija a pasar por el scanner.

Indicó que importante poder trabajar con Gendarmería, la Policía de la provincia y Transporte de la provincia sobre todo en temporada alta para poder tener un control más exhaustivo. Señaló que la calle por donde salen y entran los colectivos por la noche es una calle más con los riesgos que ello conlleva.

Fuente: Diario Jornada