Image default

El saludo de Putin y el príncipe saudí del que habla todo el mundo

Vladimir Putin no tuvo ningún problema en saludar en público, y de manera efusiva, al invitado más controvertido a la cumbre del G-20, el príncipe heredero del trono de Arabia Saudita. 

El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, está en Buenos Aires para participar de la cumbre de del G20, que entre viernes y sábado próximos congregará a los jefes de Estado o de Gobierno de las 20 mayores economías desarrolladas y en desarrollo.

El hombre fuerte de Arabia Saudí arribó con su comitiva al Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini de la localidad bonaerense de Ezeiza y fue recibido por el ministro argentino de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie. La visita se enmarca dentro de su primera gira al extranjero desde que se desató la crisis por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul, el pasado 2 de octubre, un caso con el que le relacionan países como Turquía y la inteligencia estadounidense.

El presidente ruso Vladimir Putin, por su parte, siempre con diversos frentes abiertos en el ámbito internacional, llegó al G20 en medio de la crisis que ha supuesto el uso de la fuerza de su país contra la Armada ucraniana, un asunto que ha provocado que Trump anunciara la cancelación de la reunión que ambos tenían prevista para este fin de semana.

Así fue su saludo