Image default

El radicalismo quiere encabezar las listas legislativas en todo el país

Mauricio Macri recibirá el lunes a la cúpula del radicalismo para delinear la estrategia electoral y escuchar “las demandas” de los dirigentes del partido centenario. Está previsto que participen también la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, además de los ministros Rogelio Frigerio y Marcos Peña.

La experiencia del primer año de gestión de coalición dejó una impronta clave para la plana radical: ganar no implica gobernar. Ya se los había adelantado el entonces presidente del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio, en plena campaña presidencial: “Con la UCR no habrá un cogobierno, el que gana gobierna y el que pierde, sugiere“.

Sin embargo, la UCR cuenta con un despliegue territorial que Cambiemos no puede darse el lujo de perder. Y su presidente, José Corral, lo sabe. En diálogo con la periodista  Cecilia Camarano para el diario Ambito Financiero, el titular del Comité Nacional del radicalismo hizo hincapié en los “más de 450 municipios” en manos radicales y en la “experiencia política” de sus cuadros. Al mismo tiempo, y consciente de las necesidades electorales, remarcó el acompañamiento al Ejecutivo.

 ¿Cómo encaran el año electoral al interior de la UCR?
Seguramente llevemos a la ciudadanía la propuesta de ratificar el rumbo que tiene el país y darle al Presidente el acompañamiento legislativo que necesita.

¿Van a intentar poner más candidatos del seno radical?
Vamos a intentar que nuestros hombres y mujeres sean quienes en las diferentes provincias encabecen las listas de Cambiemos, o tengan lugares protagónicos. Hay radicales muy bien posicionados para encabezar las listas, tenemos figuras para aportar a Cambiemos.

¿Cómo van a negociar con los socios políticos el reparto?
Hemos tenido conversaciones preliminares con los otros partidos de Cambiemos, donde primó la intención de lograr listas de unidad para concentrar toda la energía en la gestión y en el Gobierno.

 ¿Y si no llegan a un acuerdo?
Siempre está la opción de las PASO, pero vamos a tratar de acordar.

¿Está conforme con el lugar que tiene el radicalismo al interior de Cambiemos?
Estamos orgullosos de que el radicalismo le haya dado al país la herramienta de alternancia para dejar atrás el período kirchnerista, y nos sentimos protagonistas de esta experiencia con los roles que nos asignó la sociedad a cada uno.

Más allá de lo legislativo, ¿piensan pedir más cargos en la conducción?
El Estado no es un botín de guerra, nosotros no tenemos que evaluar si nos sentimos con mucho o poco beneficio respecto al Gobierno. Si bien no corresponde que hagamos ese planteo, hay muchos radicales con experiencia en todo el país, en los más de 450 municipios en manos de la UCR.

¿Pero prevé cambios en el armado de Cambiemos?
Es probable que haya cambios. Estamos convencidos de que hay que fortalecer Cambiemos, lo que no quiere decir que no incorporemos justicialistas o gente de otra extracción, pero sin malversar lo que la gente eligió, que supone ciertos valores, ciertas maneras de manejarse, honestidad, transparencia y ganas de mejorar las cosas.

El Frente Renovador lanzó recientemente su rama juvenil (La Renovadora), que se suma a La Cámpora y la juventud del PRO. Respecto a la juventud radical, ¿considera que se generó un quiebre tras la Convención de Gualeguaychú?
Tenemos una juventud extraordinaria con un cuerpo orgánico que ha hecho varias reuniones este año, y el brazo universitario, Franja Morada, del cual salió la compañera Josefina Mendoza presidente de la Federación Universitaria Argentina el año pasado (N. de A.: se trata de la primera mujer en obtener ese cargo en los 98 años de historia de esa entidad). Hay una juventud muy formada y comprometida que trabaja en todo el país, y no tengo dudas en decir que son la expresión con más militancia en todo el territorio. Respecto a Gualeguaychú, creo que allí se consolidó el radicalismo. Todos los radicales, incluso los jóvenes, fueron los que con mucha convicción llevamos adelante la campaña de Cambiemos, con el objetivo de ganarle al kirchnerismo.

¿La UCR respalda la postura del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales en el caso Milagros Sala?
Estamos orgullosos de que un radical esté llevando adelante un proceso de pacificación y de transformación en Jujuy. En estos temas de instituciones y derechos humanos los radicales podemos equivocarnos, pero nos equivocamos menos que otras fuerzas políticas, y tenemos una larga historia y tradición en demostrar que aún con muchas críticas, como las que recibió (el expresidente, Raúl) Alfonsín cuando creó la Conadep, el radicalismo tiene la misión de proteger a las instituciones.

El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, dijo que al gobierno de Cambiemos “le falta política”, ¿está de acuerdo con esta afirmación?
El Gobierno tiene que hacer la mayor cantidad de política posible en términos de generar consensos, teniendo en cuenta que no tiene mayoría en ninguna Cámara. Pero también debe tener conciencia de sus límites. No podemos sumar por sumar.