Image default

El presidente de la UCR criticó a Macri y le respondieron al estilo Cristina

Luego de que el presidente de la UCR, José Corral, criticará duramente al presidente Mauricio Macri por poseer cuentas offshore, lo denunciaron por el supuesto regalo de una vivienda, comprada con fondos municipales, a un reconocido puntero barrial de la ciudad de Santa Fe.

Esta denuncia se conoció después de las criticas de Corral a Macri. El presidente de la UCR había dicho que “Soy uno de los 446 intendentes que tiene el radicalismo. Damos respuestas todos los días, al igual que nuestros concejales. ¿Saben por qué somos tantos intendentes y concejales radicales?”, se preguntó Corral enfervorizado frente a dirigentes de la UCR reunidos en Catamarca, para responder “porque somos honestos, decentes, saben dónde vivimos, porque podemos contar lo que hacemos. La gente sabe que no tenemos cuentas en Panamá y que podemos dar la cara y decir lo que hacemos”.

Tras esto, un diario local de la ciudad de Santa Fe, publicó que De manera directa y a través de la Resolución 0325, el propio Intendente José Corral, presidente de la Agencia Santa Fe Hábitat, dispuso la compra por parte del gobierno de la Ciudad de una vivienda para uso familiar, cuya inversión demandó la suma de $ 550.000 con fondos municipales. La decisión fue tomada tras el informe socio ambiental presentado por las profesionales de la Dirección de Acción Social tras el fallecimiento de Yamila Ferré, madre de cuatro niños y esposa de Mauricio Gudiño, asignado como el titular del inmueble adquirido por la Municipalidad e hijo de quien preside la Asociación Civil “Los Redimidos de Cristo”, Ricardo Gudiño.

Con Corral fuera de la ciudad, desde el oficialismo, la única declaración pública la realizó la secretaria de Gobierno, María Martin, quien reconoció que se había comprado la vivienda porque “esto nos conmovió” y apeló a los cuatro hijos pequeños que quedaron al cuidado del padre.

La explicación fue al menos insólita, dada la grave crisis habitacional que atraviesa la ciudad de Santa Fe, que se profundizó a mediados del año pasado con las intensas lluvias y crecidas que dejaron barrios enteros anegados.