Image default

El Premio Nobel de la Paz 2019 fue otorgado al primer ministro etíope Abiy Ahmed Ali

Recibió el prestigioso galardón “por sus esfuerzos para lograr la paz y la cooperación internacional, particularmente por su iniciativa decisiva destinada a resolver el conflicto fronterizo con Eritrea”, declaró la presidenta del Comité Nobel noruego, Berit Reiss-Andersen

Abiy Ahmed, el primer ministro de Etiopía, ha sido el ganador del Premio Nobel de la Paz 2019, según acaba de anunciar el Comité Nobel.

Abiy Ahmed ha recibido el galardón por poner fin al conflicto de su país con Eritrea, una lucha de décadas por el territorio fronterizo que ha tenido un gran coste financiero y humano en ambos países.

“Su iniciativa ha sido decisiva para acabar con el conflicto”, han asegurado desde el Comité al anunciar el galardón. Ahmed también ha sido reconocido por las medidas progresistas que ejecutó en sus primeros meses de mandato como la liberación de los presos políticos del país, denunciando su tortura y la liberación de periodistas encarcelados.

El Comité también ha asegurado que el premio es un reconocimiento a todos los actores involucrados la terminación del conflicto en Etiopía.

Aunque el nombre de Greta Thunberg sonaba como el favorito, finalmente Abiy Ahmed se ha alzado con el galardón en una carrera en la que competían 301 candidatos.

El Comité se ha adelantado a las críticas que pudiera causar la decisión, por considerar que es “muy pronto” para juzgar la labor del primer ministro, que ocupa el cargo desde abril de 2018, y aseguran que “ahora es el momento” de reconocer sus esfuerzos y animar para que continúe en esa línea de acción.

El Nobel de la Paz siempre causa controversia por su alta vinculación a figuras políticas y por las polémicas que han acompañado a algunos de sus ganadores.

Al ganar el Premio Nobel de la Paz, Abiy Ahmed sucede a los ganadores del año pasado, el congoleño Denis Mukwege y la iraquí Nadia Muradgalardonados por “sus esfuerzos para terminar con el uso de la violencia sexual como arma de guerra y en conflictos armados” según informó el Comité Nobel Noruego. El galardón supone un premio de nueve millones de coronas suecas (unos 830.000 euros).