Image default

El PJ armó la Junta Electoral sin La Cámpora y temen la intervención

Los principales dirigentes del Partido Justicialista (PJ), reunidos en congreso, aprobaron la conformación de una Junta Electoral que conducirá el proceso de comicios internos y de la que participarán, entre otros, Hugo Curto (ex intendente del Partido 3 de Febrero), Mauricio Mazzón (del bloque Justicialista), Celso Jaque (ex gobernador de Mendoza) y Cristina Álvarez Rodríguez (sciolista). Buscan evitar la intervención judicial, de cara a las elecciones internas, previstas para el 8 de mayo.

Luego de acalorados discursos, los más de 900 referentes reunidos en el estadio Obras Sanitarias, en el barrio de Núñez, decidieron la medida hasta que se elijan las autoridades nacionales. La junta estará conformada además por Daniel Barrera (de Espinoza), Silvina Frana (Santa Fe), Hugo Insausti (Jujuy), Armando Cabrera (Formosa), Jorge Franco (Rio Negro), Bernardo Herrera (Santiago del Estero), Marina Riofrio (senadora nacional por San Juan), Máximo Rodríguez (Tres de Febrero) y Marta Cascaless.

Entre los asistentes estuvo el apoderado del partido, Jorge Landau, el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, el vicepresidente de la Cámara de Diputados y potencial candidato a conducir el partido, José Luis Gioja, el exjefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey, entre otros.

A pesar de las diferencias internas del PJ, los rumores de una posible intervención del partido que surgen de los pasillos de tribunales provocaron la reacción de los peronistas que convocaron semanas atrás al Consejo nacional del PJ.

Tras una hora y media de debate, el congreso del PJ concluyó poco antes de las 13 y decidió elegir una junta electoral con vistas a los comicios internos del 8 de mayo y postergar para más adelante la modificación de la carta orgánica del partido.

El congreso se realizó en el estadio de Obras Sanitarias, donde participaron, según los organizadores, 662 congresales del total de los 900. Además, estuvieron presentes delegados de San Luis y de La Pampa.

Según informó Télam, aunque algunos sectores aguardaban por un trámite sin debates mayores, todo cambió cuando se propuso la reforma de la carta orgánica del Partido para que la elección de autoridades del Concejo Nacional sea hecha por el congreso.

Fue Agustín Rossi quien pidió a gritos la palabra al momento que se iba a votar esa moción solicitando que “el tema sea sacado del temario y se pase para un próximo congreso”.

El ex ministro de Defensa consideró la propuesta como “un retroceso” y elogió “la renovación peronista que encabezó Antonio Cafiero ” cuando se permitió que “la elección de autoridades sea a través del voto directo de todos los afiliados peronistas del país”.

La posición de Rossi fue apoyada por el titular de la bancada justicialista en el Senado,Miguel Pichetto : “Es estéril este tema porque hoy el peronismo tiene que hacer un esfuerzo de unidad de cara a la conformación de una lista”.

“Es el momento del debate, se acabaron los documentos que venían de arriba con las instrucciones de lo que teníamos que hacer”, afirmó.

Tras las posturas en contra, la moción fue retirada por el propio presidente del congreso, Gildo Insfrán .

Luego tomaron la palabra dos intendentes de la Tercera Sección Electoral, Juan Patricio Mussi y Jorge Ferraresi, quienes hicieron foco en la oposición que entienden que el PJ debe darle a la política económica que aplica el gobierno nacional respecto del pago de la deuda externa.

El jefe comunal de Berazategui pidió que se agregue al temario la moción para que “los legisladores del PJ y del Frente para la Victoria no permitan que se vuelva a entregar al país, no queremos estar otros 30 años pagando”.

“Nosotros no vamos a poner palos en las ruedas para endeudarnos para hacer calles, casas, obra pública o si esa plata es para los jubilados pero endeudarnos para entregar al país, no podemos permitirlo”.

En esa sintonía también se expresó el intendente de Avellaneda, quien pidió “ponerle contenido” a la unidad declamada: “Repudiemos los despidos a los trabajadores estatales, la paralización de las obras públicas, el avance represivo de las fuerzas de seguridad”.

La propuesta de los intendentes obtuvo una nueva respuesta por parte de Pichetto, quien rechazó de plano la posibilidad de someter la posición legislativa a lo que se definiera en la reunión de Obras Sanitarias.