Image default

El peronismo marchó disperso pero la épica de Moyano alimentó el sueño de unidad

Los diputados kirchneristas salieron en grupo desde el Congreso. Máximo fue con La Cámpora. Los intendentes también se dividieron. Pero se entusiasmaron con el llamado de reunificación del camionero.

Dispersos, cada uno con su grupo de pertenencia, los referentes de distintos sectores del peronismo se unieron a la marcha contra el Gobierno nacional convocada por los sindicatos encabezados por Hugo Moyano y se entusiasmaron con el llamado a la unidad del camionero, que pidió a los trabajadores prepararse para votar en 2019 y dijo que “los gorilas no pueden estar más en la conducción del país”.

“Se va conformando en la gente una sensación de que tiene que haber cambio de políticas y el Gobierno no lo quiere entender, de forma tal que los dirigentes tenemos que buscar la unidad para darle expresión a eso que es el sentir de la mayoría”, le dijo a Letra P el diputado kirchnerista Axel Kicillof una vez finalizado el discurso de Moyano, mientras el bloque del Frente para la Victoria desconcentraba por Bernardo de Irigoyen hacia Avenida de Mayo.

Los diputados del kirchnerismo que participaron de la marcha se dividieron según sus grupos de referencia. De la puerta del Congreso, donde se juntaron a las 13, salieron caminando el jefe del bloque, Agustín Rossi, junto con la secretaria parlamentaria, Cristina Álvarez Rodríguez, y los diputados Daniel Filmus, Juan Cabandié, Gabriela Cerruti, Roberto Salvarezza, Carlos Castagneto, Adrián Grana, Fernanda Raverta, Mónica Macha y Juan Manuel Huss, entre otros. Ya en la intersección entre 9 de Julio y Moreno se sumaron Vanesa Siley, Rodolfo Tailhade, Darío Martínez y Kicillof.

En tanto, con la columna de La Cámpora, que salió desde Santiago del Estero e Independencia, marcharon los diputados Máximo Kirchner, Eduardo “Wado” de Pedro y Andrés “Cuervo” Larroque, que se encontraron con la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

Otro diputado del Frente para la Victoria, Fernando Espinoza, se acopló a la columna de intendentes más ligados al kirchnerismo, que marcharon todos juntos. Allí estuvieron Verónica Magario (La Matanza), Mario Secco (Ensenada) y Jorge Ferraresi (Avellaneda). Más tarde se sumaron Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y Ariel Sujarchuk (Escobar). Por separado estuvieron los intendentes más dialoguistas, encabezados por el presidente del PJ Bonaerense, Gustavo Menéndez.

Tal como adelantó Letra P, el PJ Bonaerense no movilizó de manera orgánica, sino que expresó su apoyo a través de un comunicado. Junto a Menéndez estuvieron el vicepresidente del partido e intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, Alberto Descalzo (Ituzaingó), Julio Pereyra (Florencio Varela), y Santiago Maggiotti (Navarro).

El PJ nacional tampoco tuvo participación orgánica. El presidente del partido, José Luis Gioja, dio su apoyo a la movilización pero a título personal y evitó someter el tema a evaluación del Consejo Nacional, ya que varios de sus miembros le dieron la espalda a la convocatoria, como el líder de los metalúrgicos, Antonio Caló, y el secretario general de los encargados de edificios y presidente del PJ porteño, Víctor Santa María.

El Movimiento Evita mandó a sus representantes, los diputados Lucila de Ponti y Leonardo Grosso, y hasta parte del Frente Renovador dio su apoyo. Además de la obvia presencia del diputado Facundo Moyano, también se sumó a la manifestación el intendente de Tigre y hombre de Sergio Massa, Julio Zamora. Los diputados Cecilia Moreau y Daniel Arroyo apoyaron desde las redes sociales.

Fue Pablo Moyano quien anunció que la marcha podía ser “el principio de una unidad que se va dar con distintos sectores sindicales, organizaciones sociales”. Desde el escenario, en un discurso que duró poco menos de veinte minutos, Hugo Moyano ratificó la idea. “Toda victoria es relativa, toda derrota es transitoria. Preparémonos los trabajadores, cuando llegue el momento de expresar la voluntad democrática que siempre hemos tenido, y sepamos elegir. Aquellos que se pueden haber equivocado, que reflexionen. Los gorilas no pueden estar más en la conducción del país”, propuso el líder de los Camioneros, en un discurso celebrado por las bases.

“Hugo lo que ha hecho es decirle a todos esos ciudadanos que fueron defraudados que nosotros vamos a construir la mejor oferta electoral para volverlos a enamorar y para que puedan confiar en un nuevo gobierno popular”, analizó Cristina Álvarez Rodríguez, tras el acto. La diputada confirmó que “esa construcción de unidad está en marcha, ya empezó” y “tiene que ver con una unidad no de personas o individuos, sino del campo popular”. Su compañero de bancada, Cabandié, afirmó que la unidad es una tarea que el peronismo tiene que “emprender con tiempo entre todos los sectores opositores al Gobierno”. Ninguno de los sectores vinculados a los gobernadores peronistas se sumó a la movilización.

Por Gabriela Pepe – Letra P