Image default

El PAMI renegocia una deuda con las farmacias y asegura que los medicamentos están garantizados

La Confederación Farmacéutica Argentina expresó su “enorme preocupación”pami por el atraso en los pagos de las prestaciones del PAMI, que se remontan a septiembre del año pasado.

Más de 6 mil farmacias prestadoras en todo el país pueden dejar de atender a los afiliados del PAMI, debido a que la obra social de los jubilados les adeuda el pago de medicamentos que se vendieron con descuento desde hace ya, cinco meses.

La Confederación Farmacéutica Argentina mantuvo gestiones con las nuevas autoridades del Instituto que actualmente dirige Luana Volnovich y que arrastra una deuda de 19 mil millones de pesos del Gobierno anterior.

Por su parte, el PAMI admite que existe la deuda, pero garantiza que las prestaciones se van a seguir cubriendo. “La deuda existe, se está pagando el 70% al día y dejando el 30% con la intención de regularizar la deuda”, explicaron desde el organismo y aclararon: “Hasta el momento no peligra la atención a jubilados porque se está trabajando día a día con las cámaras farmacéuticas”.

Sin embargo, los representantes del sector plantearon su preocupación ante el atraso del pago desde el pasado 1° de septiembre, cuando las farmacias realizaron una cobertura del 100% a los jubilados y que al día de hoy se encuentran parcialmente impagas.

Emilio Irigoiti, Presidente del Colegio de Farmacéuticos de Entre Ríos se mostró preocupado de que “se resienta la atención con el PAMI, ya que las farmacias sustentan con fondos propios lo que compraron y les debe la obra social”.

Cuando el PAMI adeuda prestaciones en medicamentos, no le debe a los laboratorios que son los primeros que cobran a través de las farmacias, pero sí le adeuda a los comercios que le venden los medicamentos con descuentos a los jubilados.

Las farmacias sólo han cobrado el anticipo de la prestación, lo cual hace que se sientan asfixiadas ante la cesación de pagos del organismo y no puedan hacer frente al pago salarios, impuestos, alquileres y el pago a las droguerías proveedoras.

En un comunicado de la Confederación Farmacéutica Argentina, se sostuvo que “jamás han especulado con el cambio de gobierno y el cambio de administración y por el contrario continúan sosteniendo la prestación, aun asumiendo las pérdidas”.

Por último, reclaman a las nuevas autoridades del PAMI, “el diseño de un programa de pago que permita salir de esta grave situación”, a la vez que ofrecen su colaboración en pos de asegurar el derecho de los jubilados a acceder a sus medicamentos.