Image default

El oficialismo resiste el clamor anti PASO que le crece adentro y en los bordes

Gobernadores y satélites del FdT auspician la suspensión de las primarias del año que viene. En el PJ, niegan que el tema sea parte de la agenda del partido.

La propuesta del gobernador de San Juan, Sergio Uñac, de suspender las PASO del año que viene no cayó bien en el Partido Justicialista, que preside el también sanjuanino diputado nacional José Luis Gioja. Cerca del exmandatario provincial aseguraron a Letra P que “el tema no forma parte de la agenda del peronismo”, aunque la iniciativa cuenta con más adherentes dentro del Frente de Todos. Algunos lo hacen en público, como el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, y otros deslizan su interés en reserva, como sucede en el Frente Renovador, que conduce el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

La posibilidad de suspender las primarias por razones económicas y sanitarias reverbera dentro del PJ desde mediados de año, a pesar de las desmentidas que han salido desde el corazón del Gobierno. La irrupción de Uñac con un tema que el peronismo no quiere debatir ahora no cosechó respuestas calmas por fuera de la conducción del PJ. En el oficialismo de la Cámara baja, consideran que se trata de un planteo de “voces marginales” del espacio que tienen el mal timing de salir con un debate “que a la sociedad no le importa en medio de la pandemia”.

En el bloque del FdT, cerca de las diputadas y los diputados que defienden la continuidad de las primarias, recuerdan que son un cambio en la legislación electoral impulsado por el expresidente Néstor Kirchner y aplicado por primera vez en 2011, en la finalización del primer mandato presidencial de Cristina Fernández de Kirchner. “Ningún peronista puede hablar en contra de las PASO, es un disparate y una irresponsabilidad institucional que salgan algunos a plantear una suspensión”, disparó una alta fuente del bloque que conduce Máximo Kirchner.

En el massismo, argumentan que los 13.000 millones de pesos que costarán los comicios de agosto podrían ser utilizados para otras urgencias. En las últimas horas, los gobernadores de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, y de Corrientes, el radical Gustavo Valdés, también hicieron público su rechazo a la realización de las primarias en el portal Infobae. El actual senador nacional y exgobernador rionegrino Alberto Weretilneck también se sumó al planteo. En el caso de Herrera Ahuad, se trata de un dirigente del Frente de la Concordia Misionero, de estrechos vínculos con el Frente Renovador que encabeza Massa.

A ese planteo incipiente se sumó el diputado mendocino José Luis Ramón, que la semana pasada presentó un proyecto de ley para suspenderlas en 2021 por razones económicas y sanitarias. Es el titular del bloque Unidad y Equidad para el Desarrollo, un aliado del oficialismo que en las últimas 72 horas hábiles perdió dos diputados: el santacruceño José Carambia y la tucumana Beatriz Ávila, que se pasaron al bloque Acción Federal, encabezado por el riojano Felipe Álvarez, que este viernes abandonó el interbloque de Juntos por el Cambio.

La iniciativa que impulsó Ramón despertó resistencias en distintos sectores del PJ, pero un guiño en el massismo. Ese gesto multiplicó las intrigas en Juntos por el Cambio. Los dirigentes de los tres socios de la alianza opositora e incluso el expresidente Mauricio Macri han apoyado la idea de sacar las PASO. Lo hicieron en 2016, cuando el entonces mandatario impulsó una reforma electoral que naufragó en Diputados. Cuatro años después, macristas, radicales y lilitos piensan distinto y no quieren una suspensión de las primarias cuando las necesitan para ordenar sus liderazgos el año que viene.

A pesar de las aclaraciones oficiales, las consultas y presiones sobre la continuidad de las PASO siguen en pie. Las dos funcionarias de la Casa Rosada encargadas de la organización de las elecciones del año que viene, como la secretaria de Asuntos Políticos, Patricia Fernández Blanco,y la directora Nacional Electoral, Diana Quiodo, ya negaron cualquier cambio y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, le aseguró al alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que el calendario no se toca. Este sábado, incluso, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, le dijo a Letra P que el cronograma electoral sigue en pie. Aseguró que no se suspenderían por cuestiones económicas y que la incertidumbre está vinculada a la pandemia, porque nadie sabe cómo será la situación epidemiológica en agosto próximo.

Por Claudio Mardones – Letra P