Image default

El mundo de los Millennials : Jóvenes, digitales, ambiguos, muy utópicos… ¿peligrosos?

Los “millennials” o “Generación Y” son los nacidos aproximadamente entre 1980 y el año 2000 (diversos investigadores difieren en cuál es la franja exacta pero ese es el promedio entre sus especulaciones).

La ‘Generación Millennials’ define a los nacidos entre 1981 y 1995, jóvenes de entre 20 y 35 años que se hicieron adultos con el cambio de milenio (en plena prosperidad económica global, antes de la crisis de 2008). Según el reporte de Tendencias Digitales Conecta Tu Marca con los Millennials, en Latinoamérica un 30% de la población es ‘millennial’. Y según una proyección de la consultora Deloitte, en 2025, representarán el 75% de la fuerza laboral del mundo.

 

Los ‘millennials’ son, por tanto, la futura generación de consumidores y usuarios, un mercado sustancial con nuevas características, necesidades y demandas que conviene conocer por las repercusiones y transformaciones que provocarán.

Los autores William Strauss y Neil Howe fueron quienes “bautizaron” a los ‘millennials’ en su libro “Generaciones: La historia del futuro de Estados Unidos, 1584 a 2069”.

Strauss y Howe desarrollaron su teoría en base a 4 arquetipos generacionales, con sus características particulares cada uno, que se van repitiendo en ciclos. Según su teoría, los ‘millennials’ son una generación con mucha conciencia cívica y fuerte sentido de comunidad, tanto a nivel local como global. Este primer postulado luego tuvo muchos detractores, entre ellos Jean Twenge, quien escribió en 2006 “Generación Yo”.

El principal argumento de los críticos de los ‘‘millennials’, consiste en que estos no son más que una generación de narcisistas que se pasan el tiempo mirando sus propias fotos en Facebook. Este discurso se popularizó tanto que hasta los propios‘millennials’  lo han tomado como propio.

Según una encuesta del Centro de Investigación Pew, los ‘millennials’  se consideran a sí mismos una generación egocéntrica (el 59% de ellos lo cree así), derrochadora (49%), codiciosa (43%) y cínica (31%).

Los datos fueron recogidos por el portal Vox, y desde un lado más positivo, la encuesta arrojó también que los ‘millennials’  se consideran idealistas (39%), emprendedores (35%), que tienen conciencia ambiental (40%) y tolerantes (33%).

6 rasgos
Antoni Gutiérrez-Rubí, en la versión mexicana de la revista Forbes, marcó 6 claves de los ‘‘millennials’:
> Son nativos digitales. Casi todas sus relaciones básicas cotidianas están intermediadas por una pantalla. Para ellos, realidad y virtualidad son dos caras de la misma moneda. Prefieren internet a la TV convencional… que también miran a través de internet.
> Utilizan múltiples canales y dispositivos digitales para sus actividades: en promedio 7 horas diarias, multitasking. Es decir, con capacidad (o necesidad) de hacer varias cosas a la vez. Y en Latinoamérica los consumidores  son mucho más multipantalla, que en otras regiones…
> Nomófobos y appdictos: 78 % de los ‘millennials’  en Latinoamérica posee un móvil, 37% tablet, 70% laptop y 57 % desktop, según Telefónica Global Millennial Survey 2014. Son adictos al móvil, sienten la necesidad de una constante conectividad y el 45 % admite que no podría estar 1 solo día sin su smartphone.
> Son extremadamente sociales. Un 88 % de los‘millennials’  latinoamericanos tiene perfiles en redes sociales. No son sólo un medio de comunicación para ellos sino una parte íntegra de su vida social. También prefieren las redes sociales como medio para interactuar con las empresas: 65% prefiere las redes sociales al contact center para ser atendidos.
> Son mucho más críticos, exigentes y volátiles. De hecho, un 86% de los consumidores actuales declara que dejaría de hacer negocios con una empresa debido a una mala experiencia de cliente, frente al 59% de hace 4 años.
> Los ‘‘millennials’  son clientes que exigen personalización y esperan que la empresa se adecúe a sus preferencias. Sucede que son autosuficientes y autónomos, y quieren sentirse protagonistas.
La Generación Y concibe el mundo desde las redes sociales.

La Generación Y concibe el mundo desde las redes sociales.

¿Se nota que los millennials son nativos digitales?

¿Se nota que los millennials son nativos digitales?

El semanario británico The Economist salió en defensa de la también llamada “Generación Y”: “Ignoren el pánico moral en torno a los millennials”, afirmó. “Ignoren los calificativos que los acusan de vagos y obsesionados consigo mismos. El mundo será un lugar más justo cuando ellos lo gobiernen”, aseguró la revista, y pasó a derribar una serie de mitos que se han construido en torno a esa generación.

Pero el especialista en finanzas y empresas Alberto Artero, desde la web española El Confidencial contraargumenta: los ‘‘millennials’  están desencantados con la democracia y se están viendo tentados por fantasías utópicas.

Para la revista estadounidense The Atlantic, cuanto más se estudia y se indaga en los‘millennials’, más contradicciones surgen a la luz y más difícil resulta sacar conclusiones taxativas. ¿Pero de qué otro modo podría ser, pregunta The Atlantic, cuando se trata de definir con un par de adjetivos a más de 85 millones de personas?

¿Narcisistas delirantes o jóvenes adaptándose a un mundo cambiante?

Alguna gente se desespera cuando se trata de los ‘millennials’ , y cuando imaginan un mundo gobernado por ellos. Los consideran narcisistas delirantes, a quienes se les repitió demasiado que son especiales y ahora se lo creen, explica The Economist.

El “pánico moral” en torno a ellos no empieza y termina en USA. Hasta los padres chinos están preocupados de que sus “pequeños emperadores” se han vuelto vagos, consentidos y promiscuos.

Sin embargo, “donde algunos ven una generación en crisis, otros piensan que los jóvenes se están adaptando bastante bien a los desafíos de un mundo cambiante.” 

John Green, un escritor estadounidense de literatura infantil y blogger en YouTube, es uno de ellos. Green tiene una confianza plena en la “Generación Y”, porque su trabajo lo ha llevado a interactuar mucho con jóvenes, y su experiencia le demostró que la mayoría de los lugares comunes en torno a los ‘millennials’ están errados.

En una conferencia que dio en el Foro Económico Mundial 2016, que tuvo lugar en Suiza, Green dijo que la palabra ‘millennials’ lo irrita sobremanera. El término es Generación Y, aunque rara vez es utilizado por los propios‘millennials’ para auto-describirse (según Pew, solo el 40% de los que entran en la franja de la “Generación Y” se considera una parte de ella, los demás piensan que pertenecen a otros grupos generacionales).

A Green le molesta el término porque viene acompañado, en general, por una larga lista de prejuicios. La discusión en torno a los millennials (¿Cómo llegamos a ellos? ¿Cómo se informan? ¿Cómo usan transporte y qué desayunan? ¿Cómo los afecta internet?) está dominada por una serie de preconceptos, como que los jóvenes están “desinteresados u obsesionados consigo mismos, que hablan incesantemente por las redes sociales y que todo eso no es más que narcisismo y autocomplacencia.” 

Pero Green corrige: “Esa no ha sido mi experiencia con los jóvenes (ni con las redes sociales). A menudo me preguntan cuál es la mejor manera de comunicarse con los jóvenes, supongo que porque mis novelas y videos en YouTube tienen una audiencia desproporcionadamente joven. La verdad es que el hecho de que se me pregunte a mí es parte del problema –esto implica que los ‘millennials’ necesitan traductor–, pero yo creo que cuando escuchamos a los jóvenes y no los condescendemos, no necesitamos traductor alguno”, planteó el escritor.

Derribando mitos
> Mito 1: Que pierden su tiempo en Facebook y sus intereses no van más allá de su foto de perfil.
Es cierto, los millennials pasan seis horas al día online, admite The Economist, pero es porque así es como trabajan y también cómo se relajan. Su entusiasmo por las ideas nuevas, combinado con la escasez de dinero, han dado lugar en los últimos años a la creación de muchas tecnologías nuevas que ahorran dinero, como Uber o WhatsApp. Por otro lado, dice Green, no es cierto que el tiempo pasado en internet no produzca nada.
“Independientemente de si el tema es el costo de la atención médica en Estados Unidos, la historia temprana del islam o la partícula de Higgs, los videos en línea en el espacio educacional se han vuelto un gran negocio, simplemente al tratar a los jóvenes como las personas inteligentes y los pensadores críticos que sabemos que son”, dijo el escritor estadounidense. Green también citó su propia experiencia siendo joven en las redes sociales.
“De niño –a principios de la década de 1990– con frecuencia me unía a los foros de discusión en línea para debatir los méritos literarios de varios autores de novelas de ciencia ficción. Ahora que lo contemplo a la distancia, algunas de las cosas que decía eran tontas; muy a menudo me quedaba despierto discutiendo acerca de los arcanos; y con frecuencia ignoraba mi tarea por estar chateando en línea”, recuerda.
“Pero, en retrospectiva, esas conversaciones fueron tremendamente importantes para mí, ya que nadie sabía que yo era un adolescente. En línea (y sólo en línea), se me trataba como a un pleno ciudadano del mundo, cuyas ideas y emociones eran valoradas.” Internet es el lugar donde los jóvenes pueden participar del discurso público.
> Mito 2: Que no les importa nada más que su propio ombligo.
“Todos los años mi hermano y yo llevamos a cabo un evento de recaudación de fondos por YouTube que se llama Project for Awesome, que este año recaudó más de US$ 1.5 millón en una semana para organizaciones que incluyen Save the Children y la Agencia de la ONU para los Refugiados”, recordó él.
“La mayoría de los donantes fueron jóvenes –la donación promedio fue de US$ 35- y miles de jóvenes más han hecho sus propios videos para Project Awesome en apoyo a sus organizaciones de beneficencia favoritas”, agregó Green. “En mi trabajo, he podido ver una y otra vez que los jóvenes quieren contribuir. Sólo tenemos que permitírselos.”
¿Sería una mejor sociedad o el final de la civilización?

¿Sería una mejor sociedad o el final de la civilización?

> Mito 3: Que no quieren establecerse y tener hijos.
Según la revista The Atlantic, “las generaciones son construcciones sociales. No hay ninguna diferencia química ni biológica entre la Generación X y los Millennials, pero hablamos de ellos como si fueran especies diferentes.” La que realmente hace la diferencia para una generación, son las circunstancias en que le toca formarse. Los ‘millennials’ , aduce, se han criado bajo la mayor expansión económica del siglo 20, y para la época en que se estaban graduando, se encontraron con la peor recesión desde los años ’30.
“Cuando los adultos se preguntan qué les pasa a la generación de los milennials que ha elegido cada vez más vivir con sus padres y posponer el matrimonio y la propiedad de una vivienda, la primera cosa que hay que decir es que están usando la palabra ‘eligieron’ mal. Nadie eligió esto. La economía eligió por ellos”, explica la revista. Es la nueva realidad económica la que está cambiando la manera en que se piensa la adultez.
“No es que la adultez haya cambiado, necesariamente, pero es que el camino a la independencia financiera se está volviendo más largo y tenso”, según The Atlantic.
La revista The Economist coincide y agrega: es cierto que les lleva más tiempo establecerse y tener hijos, pero también trabajarán hasta más adelante en sus vidas que sus padres. Gracias a los avances tecnológicos, seguirán estando sanos y capaces de trabajar por mucho más tiempo que cualquier generación anterior, y “si los esfuerzos de los científicos por desentrañar el ‘código del envejecimiento’ en los humanos da frutos, muchos de ellos vivirán más de 120 años.”  
A nivel laboral, el mundo también ha cambiado mucho para los ‘millennials’ . La seguridad laboral es una cosa del pasado, lo que significa que los jóvenes cambian de trabajo permanentemente. Según The Economist, en la mayoría de las regiones, los jóvenes tienen el doble de chance que sus mayores de estar desempleados.
Una sociedad “más meritocrática y mejor gobernada”
“Los millennials -o Generación Y, que, según diferentes definiciones, te incluye si tienes entre 14 y 34 años- son objeto de obsesión constante y preocupación de directivos que quieren contratarlos, vendedores que quieren venderles, y padres y abuelos tratando desesperadamente de que los llamen de vez en cuando con la función “teléfono” en sus smartphones”, explica la revista The Atlantic.
Pero, ¿cómo será el mundo cuando estos “narcisistas delirantes” según unos, o “ambientalistas humanitarios” según otros, lo gobiernen? A algunos les preocupa que será un lugar más cínico. The Economist toma el ejemplo chino: allí, 8 de cada 10 jóvenes dicen que quieren unirse al Partido Comunista, pero de ellos, solo el 4% está motivado por una creencia profunda en el sistema.
El resto probablemente se vea seducido por las puertas que abre ser parte del PCCh. (Los datos son del libro “Los millennials de China: la generación quiero”, de Eric Fish). En Estados Unidos, el 65% de los estudiantes universitarios esperan convertirse en millonarios, y a algunos de ellos no les importa mucho cómo. Sin embargo, según un periodista de Malasia citado por The Economist, cuando los ‘millennials’ estén al mando, la sociedad será “más meritocrática y mejor gobernada”. 
Además, “el mundo podría ser más verde”, agrega The Economist, ya que los‘millennials’ “han mostrado un gran ingenio en usar los recursos más eficientemente” que generaciones anteriores, “al compartir coches, bicicletas y cuartos extra con extraños.”
El mundo de los ‘millennials’  será más liberal socialmente y tolerante. La gente joven de casi todos lados está más cómoda con la homosexualidad que sus mayores, porque han compartido más tiempo con gays. Una encuesta del Centro de Investigación Pew encontró que en 30 de los 36 países estudiados, los jóvenes eran más tolerantes que los mayores. La mayoría de los ‘millennials’  en China y Brasil aprueban el matrimonio gay, algo impensable hace una generación.
Según una encuesta de la agencia de publicidad JWT, el 86% de los jóvenes en Brasil, Rusia, India y China coincidieron en que “mi generación acepta a la gente de diferentes razas” y el 76% dijeron que diferían de sus padres en este tema. “Es improbable que se erosione la tolerancia cuando los millennials crezcan. Por ahí se vuelven más conservadores en términos fiscales, cuando ganen más y se den cuenta que a mucha de su paga se la tragan los impuestos. Puede que se muden a los suburbios y se compren un auto cuando tengan hijos. Pero no se darán vuelta de repente en contra de con sus amigos que se ven diferentes, o que aman de manera diferente”, vaticina The Economist.
El desencanto con la democracia
En USA, apenas el 20% de los votantes entre 18 y 34 años acudió a las urnas en las más recientes elecciones generales, plantea The Economist. El porcentaje, según la revista, es extrapolable a la mayoría de las democracias consolidadas, en las que el voto no es obligatorio.
Según el periódico español El Confidencial, la cifra da testimonio del desencanto creciente con la democracia que hay hoy entre los millennials. “Nuestros jóvenes son incapaces de comprender las bondades de un sistema que les ayuda en poco o nada, y desisten de la preciada posibilidad de elegir a sus representantes, probablemente porque pìensan -no sin razones para ello- que solo buscan su propio beneficio”, escribió Artero, firmando como S. McCoy en El Confidencial.
De ahí, continúa, que se vean seducidos por “promesas utópicas”. 
“No hay que olvidar que esta será la primera generación en muchas que será más pobre que la precedente, consecuencia de una crisis que ha disparado las desigualdades sociales hasta el punto de que bienes de primera necesidad como la vivienda sean inaccesibles, y la posiblidad de realizarse a través de un empleo bien renumerado resulta para muchos jóvenes más difícil que nunca”, él agregó.
 jovenes millenials
Compartir